La naranja de Valencia egipcia vive su momento más dulce

El Cairo, 2 jul (EFE).- Hace 30 años Abdelkader Hassan abandonó su puesto como profesor de universidad en el norte de Egipto para dedicarse a cultivar naranjas, hoy tiene una gran empresa exportadora y el momento dulce que vive el sector, con un futuro más que halagüeño, parece confirmar que su decisión fue la correcta.

Los productores egipcios están viviendo un boom de las exportaciones gracias al menor costo de producción y los problemas de sus competidores, lo que podría situar a este país árabe como el principal exportador mundial de naranja de Valencia para el final de este año, por delante de los productores valencianos.

«¿Qué? ¿sabe igual o mejor?», pregunta Hassan para saber si la naranja de Valencia de su tierra es como la que crece en tierras españolas.

Abdelkader sabe la respuesta de sobra y que la naranja de Valencia egipcia, según le dice a Efe, «es muy especial, su color es naranja oscuro y su jugo es dulce», debido al proceso de maduración distinto por las altas temperaturas de este país en gran parte desértico.

Ha tenido 32 años para aprenderlo, desde que en 1987 el ex presidente egipcio Hosni Mubarak permitió la exportación a empresas privadas y él decidió subirse al carro.

Entonces Abdelkader exportó 400.000 toneladas de naranjas y con una sonrisa en la cara cuenta que las ventas han ido en aumento año tras año, llegando a exportar 1,6 millones de toneladas en el último año.

¿POR QUÉ CRECIÓ TANTO LA NARANJA EGIPCIA?

Hace 15 años el Gobierno egipcio puso en marcha un plan de apoyo al sector.

Involucró al Ejército, que instaló estaciones de acopio destinadas a apoyar el empaquetado y acondicionaron los desiertos de Wadi Annorum y El Alamein para plantar naranjos allí, según cuenta a Efe, Walaa al Hadidi, propietaria de la exportadora de cítricos Egypt Valley.

Estas medidas y un precio competitivo en el mercado, han provocado el aumento de la producción y las exportaciones.

Entre 2013 y 2018 Egipto aumentó un 18 % la tierra dedicada al cultivo de naranja, unas 28.764 hectáreas, según datos del Servicio de Agricultura extranjero de EEUU de marzo.

Las exportaciones de naranjas ascendieron a 1.462 millones de toneladas en 2017, según el Ministerio de Comercio de Egipto.

En la temporada 2016-2017, los españoles exportaron 1.624 millones de toneladas, según datos del Ministerio de Agricultura español.

Pero la brecha se ha ido cerrando. Las exportaciones de naranja de Valencia española, en gran parte destinadas a la Unión Europea (UE), han descendido un 2,4 % en 2018, según datos del Comité de Gestión de Cítricos (CGC).

Hussein Hassan, directivo del Consejo de Exportaciones Agrícolas egipcio, indicó a Efe que las naranjas egipcias cada vez están más presentes en los supermercados de todo el mundo.

“En los últimos años Egipto ha mejorado la exportación de naranjas y esto se debe a varias razones, la producción de cítricos se ha incrementado en los últimos 10 o 15 años y además Egipto está abriendo mercados como el del Sureste Asiático, China, el australiano», dijo.

Además, la coyuntura internacional favorece al cítrico egipcio.

El veto firmado en 2017 por el Gobierno ruso a las importaciones -incluidas las agrícolas- de los países que le aplicaron sanciones, entre ellos los de la UE, fue aprovechado por los exportadores egipcios.

“Los mayores compradores de naranjas de Egipto son los países del este de Europa, incluido Rusia, por supuesto los países árabes, también China es uno de nuestros mayores importadores y ahora también estamos centrados en África”, dijo Hussein Hassan.

Por otro lado, esta temporada los naranjos chinos se han visto afectados por una enfermedad que ha perjudicado la maduración de los cítricos, y esto ha permitido a Egipto aumentar sus exportaciones a China, que además es el país que ofrece el precio más alto por las naranjas.

Hussein Hassan se muestra optimista y cree que este año Egipto va a ser el mayor exportador de naranjas del mundo, arrebatándole el puesto a España.

Sin embargo, para Abdelkhader no tiene por qué haber una competencia.

«Las naranjas originarias de Valencia tienen su propio prestigio y nosotros intentamos exportar a mercados diferentes, ya que la mayoría de exportaciones españolas se realizan dentro de la UE», dijo.

Además recuerda que al principio su hermano iba a Valencia a comprar la maquinaria necesaria para la producción.

Eso sí, las cosas han cambiado. Ahora la compra de equipos la hacen en China porque «es mucho más rentable».

Esther Alaejos

Acerca de ProfesionalesHoy 26618 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy