La banca pide el cierre de la Unión Bancaria para afrontar nuevas crisis

Madrid, 5 jul (EFE).-El Banco de España, el FROB, el BCE, y el sector financiero han urgido a cerrar de una vez por todas la Unión Bancaria, que ha avanzado notablemente en los últimos diez años pero a la que le faltan los mecanismos necesarios para futuras crisis, como un fondo europeo de garantía de depósitos.

Una jornada organizada para conmemorar el décimo aniversario del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha reunido este viernes diversos actores del sector, que han valorado el papel desempeñado por el Fondo en los años posteriores a la crisis, si bien, como ha hecho la ministra de Economía, Nadia Calviño, hubieran preferido que no fuera necesario.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, han coincidido en destacar la necesidad de completar la Unión Bancaria y poner en marcha un seguro de garantía de depósitos europeo, plenamente mutualizado y con una fecha final de llegada.

Se trata, ha explicado Hernández de Cos, de asegurar a los depositantes y a los ciudadanos europeos que sus depósitos bancarios hasta 100.000 euros estén igual de seguros, «independientemente de la entidad en la que estén depositados y del país en el que vivan, dentro de la Unión Bancaria».

En este sentido, la titular de Economía ha dado una «buena noticia al sector», al asegurar que entre los países miembros del euro hay una «práctica unanimidad» para avanzar en este Mecanismo Común de Garantía de Depósitos o EDIS por sus siglas en inglés.

No obstante, la Unión Bancaria, que «desafortunadamente» según Luis de Guindos, «no avanza a la velocidad deseada», debe hacer frente también a otros retos.

Entre ellos ha citado un mecanismo único de resolución de entidades, que ya está decidido que dependa del Mecanismo de Estabilidad Europeo (MEDE) que se ponga en marcha en 2024 como muy tarde, que sea fiscalmente neutro y «que no le cueste ni un euro a los contribuyentes».

Sobre esto ha discrepado el presidente de la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés), José Manuel Campa, que ha reconocido que Europa no está del todo preparada para afrontar una nueva gran crisis, y que en caso de que eso ocurra se tendría que volver a pedir dinero a los contribuyentes.

«Sin dinero de los contribuyentes es difícil», ha dicho Campa, que ha reconocido que aunque Europa está mejor preparada para afrontar una crisis, «no lo está del todo», ya que el entorno actual es más complejo, con una banca que aunque es más solvente, «no es rentable».

Opinión que ha compartido el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, para quien la rentabilidad del sector se ve lastrada por los tipos negativos, a lo que se une el proceso de desapalancamiento de la economía.

La rentabilidad de la entidades de crédito es el principal reto al que se enfrenta el sector, según la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, que ha indicado que pese al esfuerzo de saneamiento que han realizado los bancos el organismo «no baja el listón».

El regulador sigue pidiendo a los bancos que además de la rentabilidad mejoren su solvencia y su reputación, y que sean «discretos» en el reparto de dividendos.

El presidente del Instituto de Estabilidad Financiera (FSI), Fernando Restoy, que fue presidente del Frob, ha sido el primero en resaltar que Europa está mejor preparada ahora para afrontar otra crisis, aunque no se ha completado todo el trabajo previsto.

Por ejemplo, ha citado la búsqueda de soluciones para la resolución de entidades de mediano y pequeño tamaño, de las que hay en Europa un número elevado que hace conveniente procesos de consolidación.

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Jacques de Larosière se ha mostrado partidario de distinguir entre bancos grandes y pequeños, ya que no se puede pedir lo mismo a todos, y de lo contrario, los más pequeños están condenados.

El presidente del Frob y anfitrión de la jornada, Jaime Ponce, ha señalado que el «mejor camino» para afrontar nuevas crisis es el refuerzo de las instituciones europeas y nacionales.

Si son «fuertes y competentes», ha añadido, son las mejores herramientas para gestionar nuevas crisis en un futuro.

Acerca de ProfesionalesHoy 26639 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy