La confianza del consumidor se sitúa en positivo por primera vez desde agosto

Madrid, 5 jul (EFE).- La confianza de los consumidores en la economía española volvió en junio al terreno positivo por primera vez desde agosto del pasado año, impulsada tanto por la mejora de las expectativas de futuro como de la visión de la situación actual.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de junio publicado este viernes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se situó en 102,3 puntos, 5,4 por encima de lo que anotaba en mayo, con lo que vuelve por encima de los 100 que marcan el umbral entre la percepción positiva y negativa.

Las expectativas de futuro alcanzaron los 108,6 puntos, 4,2 más que en mayo y el nivel más alto desde julio del pasado año.

Este avance viene impulsado por la mejora de las expectativas de la situación futura de la economía (crece 6,7 puntos) y, en menor medida, de los hogares (suma 3,7) y el mercado de trabajo (aumenta 2,2).

Por su parte, la valoración de la situación actual fue de 96 puntos, todavía en terreno negativo, pero 6,7 por encima de lo que marcaba en mayo y el nivel más alto desde agosto de 2018.

Este comportamiento «muy positivo» de la valoración de la situación actual se obtiene ante la mejora de la percepción de la evolución del mercado de trabajo (sube 8,3 puntos), de la economía (aumenta 7,8) y de la situación de los hogares (mejora 3,9).

De acuerdo a la estadística, en junio mejoraron las expectativas de ahorro (3 puntos) y consumo (1,3), al tiempo que bajó 0,8 puntos la previsión de repunte de los tipos de interés y se mantuvo sin cambios los temores a la inflación.

En sus respuestas, los encuestados señalan que la situación de la economía española actual es peor que hace seis meses (según un 29,8 %, mientras solo un 23 % apunta que es mejor), pero los optimistas respecto a la evolución futura (33,5 %) superan tanto a los que creen que no cambiará (29,2 %) como a los pesimistas (25,5 %).

En cuanto a la situación económica de su hogar, un 67,3 % cree que es igual que hace seis meses -un 43,2 % afirma llegar justo a final de mes y un 38,3 % consigue ahorrar un poco de dinero- y un 25,9 % confía en que mejorará en los próximos seis meses, casi el doble de los que piensan que va a empeorar (13,2 %).

El 45 % de los interpelados no tiene a ninguna persona de su entorno en paro y quienes opinan que es más difícil encontrar trabajo ahora que hace seis meses (26,7 %) superan a quienes creen que es mejor (23,1 %).

En cambio, quienes piensan que mejorará en el próximo medio año (33,7 %) superan a quienes esperan que empeore (28,5 %).

Pese a que la mayoría espera que su situación de consumo no cambie, un 17,4 % de las respuestas apunta a una mejoría en la posibilidad de adquirir bienes de consumo duradero, como coches o electrodomésticos, en el próximo año y un 18,4 %, a mayores posibilidades de ahorro.

En esa misma línea, aunque se espera una subida del precio de la vivienda -según el 63,3 % de los encuestados- y de los tipos de interés -según el 41,3 %-, el 7,2 % de los interpelados planea comprar una vivienda en el próximo año.

Este indicador se ha elaborado con 2.200 entrevistas telefónicas realizadas entre el 17 y el 20 de junio.

Acerca de ProfesionalesHoy 26639 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy