El Eurogrupo avala no expedientar a Italia por su deuda, pero avisa para 2020

Bruselas, 8 jul (EFE).- Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, el Eurogrupo, respaldaron este lunes la decisión de la Comisión Europea de no abrir un procedimiento sancionador contra Italia por su abultada deuda tras los ajustes legislados por Roma, pero advirtieron de que seguirán vigilando sus cuentas en 2020.

El Eurogrupo también alentó al nuevo Gobierno griego a respetar los compromisos fiscales y de reformas pactados en el marco del rescate financiero al país, después de que el recién elegido primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, haya prometido renegociar los objetivos fiscales acordados y bajadas de impuestos.

El presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, afirmó tras el encuentro que los ministros valoraron que las negociaciones entre la Comisión y el Gobierno italiano hayan permitido evitar un procedimiento, y subrayó que hay un «gran consenso» entre los socios europeos sobre la «dificultad» de adoptar compromisos como los asumidos por Roma.

La semana pasada la Comisión Europea decidió no abrir un procedimiento de déficit excesivo contra Italia, que en última instancia podría conllevar una multa de unos 3.500 millones de euros, pese a que a principios de junio lo consideró justificado por no haber reducido lo suficiente la deuda, que supera el 132 % del PIB.

Roma se libró por segunda vez de este expediente -con el que Bruselas ya amenazó en diciembre pasado- tras legislar un ajuste presupuestario de 7.600 millones de euros que debería permitir al país cumplir con la meta de déficit pactada para 2019 (2,04 % del PIB) y hacer la corrección estructural exigida por Bruselas.

La Comisión considera esto suficiente para 2019, sobre todo por la falta de crecimiento en la cuarta economía del euro, pero advierte de que en 2020 serán necesarios más ajustes y reformas estructurales. En ese ejercicio el déficit aumentará al 3,5 % del PIB y la deuda al 135 %, según sus previsiones.

En este contexto, Centeno negó que la eurozona esté dando una patada hacia delante al evitar el expediente ahora y el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, insistió en que vigilarán tanto la ejecución en 2019 como el futuro proyecto de presupuesto para 2020 que Roma debe presentar el 15 de octubre.

«Preguntas sobre lo que seguirá, todo el mundo las tiene, incluida la Comisión. No cuento con que todo irá bien ya siempre», dijo Moscovici, quien recordó que el Ejecutivo comunitario puede pedir cambios o rechazar las cuentas italianas para el año próximo.

«Espero que todo el mundo haya aprendido la lección y que los acuerdos se hagan a priori mejor que a posteriori tras una gran discusión», dijo el comisario, quien recordó que las medidas a tomar dependerán del Gobierno italiano y que lo relevante es que al final «salgan las cuentas».

Por otra parte, los ministros abordaron la situación en Grecia, después de que los acreedores del país y la Comisión Europea haya advertido de que las medidas sociales y fiscales adoptadas por el Ejecutivo de Alexis Tsipras en los meses previos a las elecciones hacen temer que no se cumplan los objetivos fiscales y de reformas acordados tras el rescate griego.

El debate llega apenas 24 horas tras los comicios, con lo que el Eurogrupo ha subrayado que habrá que esperar a conocer en otoño el programa del nuevo Gobierno, cuyo líder ha prometido renegociar el objetivo de mantener un superávit primario -excluye el servicio de la deuda- del 3,5 % anual del PIB hasta 2020, y del 2 % hasta 2060 fijado ahora.

En este contexto, Centeno recomendó al nuevo Ejecutivo «seguir manteniendo los compromisos». «Si los rompemos, la credibilidad es la primera en caer y esto provoca una falta de confianza, inversión y, al final, de crecimiento».

Los titulares económicos de los Diecinueve abordaron además brevemente el último informe de la Comisión y el Banco Central Europeo sobre la supervisión del rescate a España. Este destaca que el sector bancario español goza de estabilidad, liquidez y rentabilidad, pero está algo peor que otros europeos en términos de capital.

«El informe es positivo y la perspectiva económica de España sigue siendo fuerte (…) Animamos a las autoridades a seguir construyendo colchones fiscales y a reducir la deuda pública», dijo Centeno.

Por último, el presidente del Eurogrupo presentó la agenda de trabajo para seguir con la reforma de la eurozona. Los ministros darán prioridad al llamado presupuesto para la eurozona e intentarán tener pactado en octubre el modo de financiarlo y gestionarlo.

Además seguirán trabajando de cara a diciembre en los cambios legales necesarios para dar más poder al Mecanismo Europeo de Estabilidad (el fondo de rescate), así como en la finalización de la unión bancaria, en particular, en los debates técnicos sobre el Sistema Europeo de Garantía de Depósitos.

Acerca de ProfesionalesHoy 27035 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy