Bruselas eleva la previsión de crecimiento de España hasta el 2,3 % en 2019

Bruselas, 10 jul (EFE).- La Comisión Europea (CE) elevó este miércoles la previsión de crecimiento de España durante 2019 dos décimas, hasta el 2,3 %, frente a lo adelantado en mayo, lo que situó el aumento del PIB en el país por encima de la media de la eurozona y de la Unión Europea (UE).

El Ejecutivo comunitario publicó hoy sus previsiones macroeconómicas de verano, en las que también mantuvo el crecimiento de España en el 1,9 % durante 2020, como ya anticipó en las estimaciones de primavera publicadas en mayo.

Los porcentajes superan la media de la eurozona (1,2 % en 2019 y 1,4 % en 2020) y del conjunto de la Unión Europea (1,4 % y 1,6 %).

Bruselas indicó, igualmente, que el crecimiento del empleo en España se ralentizará en 2019 y 2020, pero seguirá «expandiéndose de forma robusta», lo que permitirá que la tasa de paro siga cayendo.

Ello, unido al aumento de los salarios, «debería apoyar el crecimiento de los ingresos disponibles y una mayor tasa de ahorro de los hogares», según el Ejecutivo de la UE.

Esa afirmación contrasta con las advertencias que la Comisión había realizado los últimos meses sobre las consecuencias en el mercado laboral de subir el salario mínimo hasta los 900 euros.

En noviembre, la CE estimó que se crearían entre 70.000 y 80.000 empleos menos en dos años por el incremento salarial.

Preguntado sobre este cambio de perspectiva, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, se limitó a decir hoy que «todo está en los datos».

Fuentes comunitarias precisaron que todavía es pronto para extraer conclusiones sobre los efectos en el empleo de la subida salarial porque solo están disponibles los datos del primer trimestre, pero añadieron que en ese periodo el empleo se ha comportado «mejor de lo esperado».

La CE destacó que durante el primer trimestre de 2019 el aumento del PIB fue mayor de lo anticipado y llegó al 0,7 % debido a las contribuciones positivas de las exportaciones netas, pues las importaciones se contrajeron ligeramente.

En el ámbito interno, la inversión en equipamiento y vivienda compensó «el débil crecimiento del consumo».

Para el segundo trimestre del año, la CE espera una desaceleración que llevará al PIB a crecer un 0,6 %, porcentaje superior, en cualquier caso, al previsto en mayo y que el Ejecutivo comunitario justifica por la recuperación de «cierto impulso» en el consumo.

Entre julio y septiembre se prevé que el incremento del PIB vuelva a caer al 0,5 % y permanezca en esa tasa durante el resto de trimestres de 2019 y 2020.

La Comisión adelantó que la demanda interna y, en particular, el consumo, seguirán siendo los principales motores del crecimiento, en tanto que la aportación de las exportaciones será neutral.

«En un contexto de tensiones comerciales globales, todavía se espera que las exportaciones e importaciones de España se recuperen, pero menos de lo anticipado en primavera», señaló.

Bruselas evitó pronunciarse de forma directa sobre el bloqueo político en España, pero Moscovici recordó que el país ya ha vivido en la «incertidumbre» antes.

«No sería la primera vez que hay incertidumbre en España y cada vez España ha seguido progresando», declaró sobre el impacto económico de las dificultades para formar un Ejecutivo y la posible repetición de elecciones generales.

Recalcó que las previsiones macroeconómicas de la CE «se hacen de forma robusta teniendo en cuenta la situación efectiva que existe en España».

En cuanto a la inflación, tras llegar al 1,7 % en 2018, la CE estimó que caerá al 0,9 % este año, sobre todo por los efectos de los precios del petróleo, pero adelantó que aumentará hasta el 1,2 % en 2020.

En el conjunto de la eurozona y la Unión Europea, Bruselas señaló que «nublan» la perspectiva económica a corto plazo factores como las tensiones comerciales, una «significativa incertidumbre política», el «brexit» o la situación en Oriente Medio, la cual «incrementa el potencial de un aumento significativo de los precios del petróleo».

«Todas las economías de la UE se espera que sigan creciendo este año y el próximo, incluso si el crecimiento robusto en Europa central y del este contrasta con la desaceleración en Alemania e Italia», declaró en un comunicado el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis.

Entre las principales economías de la eurozona, la mayor subida del PIB se producirá en España (2,3 % en 2019 y 1,4 % en 2020), seguida de Francia (1,3 % y 1,4 %), Alemania (0,5 % y 1,4 %) e Italia (0,1 % y 0,7 %).

la inflación en los países de la moneda única se prevé de media en el 1,3 % en 2019 y 2020.

Acerca de ProfesionalesHoy 26614 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy