El Santander prevé culminar la transformación de su sede social en 4 años

Santander, 20 jul (EFE).- El Banco Santander prevé finalizar en cuatro años la transformación de su sede social, situada en el Paseo de Pereda de la capital de Cantabria, en un edificio abierto a la sociedad que acogerá la colección de arte de la entidad y otros espacios dedicados a la innovación y la cultura.

El arquitecto David Chipperfield, autor entre otros proyectos de la remodelación de la isla de los museos de Berlín, ha explicado este viernes los detalles de una transformación en la que el elemento clave es el arco que atraviesa la sede del banco, que se acristalará en gran parte y servirá de puente entre sus dos volúmenes, en sus orígenes dos edificios separados.

El Santander invertirá 40 millones en este proyecto, a los que se suman los 20 que destinará a la transformación de la antigua sede de Banesto, en la calle Hernán Cortés, donde instalará sus oficinas pero que también será un edificio abierto a los ciudadanos, cuya remodelación ha sido diseñada por los arquitectos Antonio Cruz y Antonio Ortiz.

Este último edificio, que es de 1900 y antes de ser sede de Banesto lo fue del Banco Mercantil, tendrá una terraza panorámica en la que se celebrarán conciertos y otros eventos.

La presidenta del Santander, Ana Botín, ha subrayado que estos dos proyectos reflejan el compromiso del banco con la ciudad en la que se fundó y con Cantabria, y representan la innovación, una de sus señas de identidad, pero también sus “valores tradicionales y su historia”.

Los proyectos han sido presentados en un acto en Santander, en el que han participado, junto a Botín, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; la alcaldesa de Santander, Gema Igual y los arquitectos David Chippefield y Antonio Ortiz.

En el edificio del Paseo de Pereda se expondrá la colección de arte privada que el banco ha ido reuniendo a lo largo de su historia y que ha ido creciendo con las compras de otros bancos.

Son más de mil piezas entre las que se incluyen obras de Zurbarán, El Greco, Van Dyck, Rubens, Picasso, Sorolla, Chillada o Miró, la mayor colección privada de José Gutiérrez Solana del mundo, una colección de tapices de los siglos XVI al XVIII y una colección “única” de monedas y billetes desde el siglo III antes de Cristo, ha explicado Botín, quien ha avanzado que además se organizarán exposiciones temporales mediante acuerdos con museos internacionales de prestigio.

El edificio del Paseo Pereda, cuyos orígenes se remontan a 1795, albergará también la Casa Museo Santander, dedicada a la historia del banco, un auditorio y una terraza mirador con cafetería.

La tecnología es igualmente protagonista en un proyecto con el que el Santander, según su presidenta, quiere ayudar también a los emprendedores y contribuir al desarrollo social y económico de Cantabria.

Ese es el objetivo también de que el banco se haya comprometido a trabajar en estos proyectos con empresas y proveedores locales. Se prevé que las obras den empleo a 150 personas, además de la creación de 50 puestos de trabajo una vez finalizadas.

Según David Chipperfield, la sede del Paseo Pereda, un edificio “muy importante” en la ciudad tiene aspecto de banco, de “fortaleza” donde se guarda el dinero, pero tiene que transformarse “en una casa abierta” para cumplir su nueva función.

El “corazón” del proyecto es el arco que lo atraviesa pero que al mismo tiempo lo vincula con la ciudad. En el interior habrá nuevas galerías, se ampliará la parte central para crear un espacio multiusos y la terraza mirador tendrá otra sala polivalente, además de “unas vistas impresionantes”, ha apuntado.

La terraza panorámica es también uno de los elementos característicos del proyecto para el edificio de Hernán Cortés que han diseñado Antonio Cruz y Antonio Ortiz, que tienen entre sus obras más conocidas el Risjksmuseum en Holanda, las estaciones se Sevilla y Basilea y el Wanda Metropolitano de Madrid.

La voluntad de hacer un edificio lo más abierto posible se ha trasladado también al interior, con un patio central que se abre desde arriba a abajo, incluso hasta el sótano, ha señalado Ortiz.

En la planta baja habrá una oficina comercial mientras que las superiores se destinarán a oficinas administrativas de la entidad.

Según las previsiones que se han dado a conocer en la presentación, los trámites urbanísticos, que han empezado esta misma semana, durarán en un año mientras que el plazo de las obras del edificio de Hernán Cortes es de 18 meses y el del proyecto del Paseo de Pereda, de 36.

Acerca de ProfesionalesHoy 33362 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy