‘Con Lizarran no tenemos que preocuparnos del marketing’, afirma Daniel Sanz, franquiciado de ComessGroup

'Con Lizarran no tenemos que preocuparnos del marketing', afirma Daniel Sanz, franquiciado de ComessGroup

Y es que abrir un negocio no es tarea fácil en España, muy a pesar de que sea creencia popular que sólo es necesario disponer de capital o acceso a financiación para poder hacerlo. Porque si bien cualquiera que cumpla esta condición puede hacerlo, cosa bien distinta es que salga bien.

Así lo expresa Sanz, cuando afirma que «una de las mayores ventajas de confiar en un modelo de franquicia sólido es que el riesgo de que salga mal es mucho menor, habida cuenta de que detrás de nosotros hay un equipo que lleva 20 años apoyándonos de forma continuada en labores como la estrategia empresarial, la comunicación, el marketing y las compras, lo que nos ha permitido centrarnos en lo que consideramos es la parte más esencial de todas: la atención al cliente».

Daniel Sanz decidió abrir su restaurante Lizarran en Alicante después de acudir a una feria de franquicias, en la que la oferta de la marca insignia de ComessGroup fue la que más le convenció debido a que por ese entonces el concepto del auto-consumo unido a la calidad gastronómica que se disfruta en el norte resultaba (y ciertamente aún sigue resultando) bastante innovador.

«Todo siempre es más fácil cuando vas de la mano de una franquicia o de una marca, y en este caso con Comess acertamos. Recibimos un gran apoyo desde el principio que nos permitió manejar nuestras responsabilidades de forma más eficiente. Cuando montas un negocio todo es distinto», comenta Sanz.

Veinte años después de la apertura de su restaurante Lizarran, Sanz tiene claro que su negocio no habría crecido tan rápido ni de forma tan segura si no hubiera confiado en el modelo de la franquicia: «Nunca hemos tenido que preocuparnos del marketing, de la decoración del local, de las reformas que sea necesario hacer en un momento dado, de los proveedores ni de la calidad de nuestro producto. Comess nos ofrece un apoyo total en cuestiones que a cualquier emprendedor que monta su primer negocio probablemente se le habrían escapado o para las que no habría tenido tiempo suficiente de gestionar en condiciones normales».

Hay un dicho muy común en las escuelas de negocios en las que se forma a emprendedores en nuestro país: «Si estás dispuesto a abrir un negocio, debes comprometerte primero a trabajar arduamente durante tres años antes de aspirar a obtener beneficios». Y si bien es cierto que uno nunca sabe a ciencia cierta a qué se enfrenta cuando se propone montar un restaurante, ni cuándo recuperará su inversión o comenzará a disfrutar de cierta calidad de vida, Sanz mantiene que «volvería a montar otro Lizarran sin dudarlo. Con Comess, el apoyo ha sido continuo a lo largo de los 20 años que llevamos en primera línea».

Esta noticia ha sido publicada a través del servicio de información que Comunicae presta a Profesionales Hoy. Si usted representa a una empresa y desea beneficiarse de las ventajas de este servicio acceda al servicio de Notas de prensa de Comunicae.