La bajada de la luz frena la inflación al 0,3 %, el nivel más bajo en 3 años

Madrid, 29 ago (EFE).-El abaratamiento de la electricidad ha frenado el aumento de los precios de consumo en agosto, al moderarse la inflación anual al 0,3 %, dos décimas menos que el mes anterior, según el indicador adelantado publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En opinión de los analistas consultados por EFE, la desaceleración de la inflación no solo responde al factor coyuntural de la electricidad, sino que también es reflejo de la debilidad de la economía, sumida en un proceso de ralentización en un contexto de empeoramiento de las perspectivas a nivel mundial.

En los últimos meses la inflación se ha reducido de forma acusada desde tasas superiores al 1 % entre enero y abril, debido a la bajada de los productos energéticos y, en menor medida, en los alimentos frescos.

Para el director de Coyuntura y Análisis Internacional de Funcas, Raymond Torres, el dato es peor de lo esperado, ya que la fundación anticipaba que el índice de precios de consumo (IPC) se mantendría en agosto en el mismo nivel de julio (0,5 %).

Funcas revisará a la baja su previsión de inflación media para 2019, que actualmente es del 0,8 %, teniendo en cuenta también la evolución a la baja del petróleo en las últimas semanas.

«Es una tasa de inflación muy baja, que más allá de los precios de la electricidad y del petróleo -factores más puntuales-, lo que muestra es una debilidad general de la presión inflacionista, que tiene que ver con la desaceleración de la economía, y que también se da en el resto de Europa, con tasas de inflación en el conjunto de la eurozona muy reducidas, en torno al 1 %», destaca Torres.

También al profesor Pedro Aznar, del departamento de Economía, Finanzas y Contabilidad de ESADE, le parece normal la moderación de la inflación en el contexto de ralentización económica actual, pero considera que el IPC está en niveles más bajos de lo que se esperaba para el mes de agosto.

El elemento circunstancial que lo explica es la caída de los costes de generación de electricidad, aunque Aznar incide en que también tiene que ver con una retracción de la demanda a nivel mundial, provocada por la guerra comercial chino-estadounidense y por la posibilidad de que Alemania entre en recesión.

«Estamos en un entorno macroeconómico que es poco positivo, al que en Europa hay que añadir nuestro propio elemento diferencial que es el brexit (…) Esto da argumentos para que el Banco Central Europeo esté más a favor de una política de estímulos monetarios», asegura el profesor.

El analista de Self Bank Felipe López-Gálvez no descarta que los precios vuelvan a terreno negativo, dado que las señales del mercado no son alentadoras.

«Ya atravesamos un escenario similar entre 2013 y 2016 en el que llegamos a ver periodos de deflación, que es el peor escenario para una economía porque la ciudadanía pospone las decisiones de inversión al ver que están cayendo los precios», explica el analista, que recuerda que los pronósticos de recesión minan la confianza de los consumidores.

En comparación mensual, los precios de consumo bajaron en agosto un 0,1 % respecto a julio.

La variación anual del indicador adelantado del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) -que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona euro-, fue del 0,4 %, dos décimas menos que el mes anterior.

El INE publicará el dato definitivo de IPC el próximo 13 de septiembre.

Acerca de ProfesionalesHoy 28691 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy