La OLAF pide recuperar 371 millones de euros defraudados al presupuesto de la UE

Bruselas, 3 sep (EFE).- La Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) recomendó en 2018 a los países e instituciones de la Unión Europea que recuperen 371 millones de euros en fondos comunitarios por casos de fraude, según el informe anual de 2018 presentado este martes por la agencia.

Se trata de fondos con cargo al presupuesto comunitario que tendrán que ser recuperados por las autoridades porque se han perdido como consecuencia del fraude o que no deben ser desembolsados puesto que se han detectado irregularidades en los proyectos a los que iban destinados.

La cifra para recuperar es mucho menor que en 2017, cuando ascendió a 3.095 millones de euros debido al cierre de una serie de casos graves de infravaloración en aduanas, pero esto «no significa que haya más o menos fraude en un año específico», explicó en rueda de prensa el director general de la OLAF, Ville Itala.

La OLAF cerró 167 investigaciones en 2018, 30 menos que el año anterior, y emitió 256 recomendaciones para recuperar fondos, frente a 309 en 2017.

La agencia europea tenía abiertas al final del año pasado 414 investigaciones, la mayoría de ellas (85) por casos ligados a los fondos estructurales y de cohesión, una de las partidas más cuantiosas del presupuesto comunitario y la que tradicionalmente más trabajo da a la OLAF.

Entre otras, 65 investigaciones implican al personal de la UE, 44 al uso de fondos para la ayuda al exterior, 43 son investigaciones en aduanas y comercio, 33 corresponden a los fondos agrícolas, 11 a fondos sociales y solo tres a casos de falsificación de bienes y contrabando de tabaco.

La OLAF investiga sobre todo casos de fraude o corrupción en licitaciones públicas para obtener fondos comunitarios o de «doble financiación», en los que un proyecto recibe fondos de varias fuentes de forma irregular.

Son muy frecuentes también los casos de fraude en aduanas, en los que los importadores intentan pagar menos tasas de las que les corresponden, ya sea introduciendo las mercancías de contrabando o declarando que tienen un valor inferior al real.

La OLAF detecta cada vez más casos de fraude ligados al comercio electrónico, que permite introducir mercancías ilegales en la UE en cantidades mucho más pequeñas que los tradicionales cargamentos por vía marítima, lo que hace que los flujos sean «muy difíciles de detectar», explicó el director de investigaciones de la agencia Ernesto Bianchi.

Los Estados miembros detectaron 50.153 irregularidades entre 2014 y 2018 en el uso de fondos estructurales y agrícolas por fraude u otros motivos.

España fue con diferencia el país que más casos remitió a las autoridades europeas, con 10.995, pero esto no significa que sea el Estado dónde más irregularidades se producen, ya que algunos países son mucho más activos que otros a la hora de informar.

«Si las autoridades nacionales están muy interesadas en informar, la cifra sube, pero no significa que haya un mayor problema», indicó Bianchi.

Los países detectaron además 25.699 casos de irregularidades ligadas a los recursos propios del presupuesto, es decir, al pago de tasas aduaneras en la UE. España fue el quinto país que más casos remitió, después de Alemania, el Reino Unido, Holanda y Francia.

Acerca de ProfesionalesHoy 27560 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy