Mediaset Italia aprueba su fusión con la filial española

Roma, 4 sep (EFE).- El grupo italiano Mediaset, de la familia Berlusconi, aprobó hoy en la Junta de Accionistas de Milán su fusión con la filial española para crear MediaForEurope (MFE), un gigante audiovisual que competirá con plataformas digitales de todo el mundo.

Así lo confirmaron a Efe fuentes conocedoras de la operación, que aseguraron que la fusión ha sido aprobada en la reunión por el 78 % de los votos de los presentes (el 62,5 % del capital), mientras que los votos en contra han sido equivalentes al 21 % de los asistentes y todos procedentes del socio francés Vivendi.

La fusión tiene que ser aprobada también en España por mayoría simple y no se esperan complicaciones, pues el grupo Mediaset controla el 51,6 % del capital.

En la junta milanesa, Vivendi, que solo ha podido participar con el 9,99 % de sus derechos de voto directos y no con los que están en manos de Simon Fiduciaria -por orden de los reguladores italianos desde 2017-, tiene ahora tres opciones: quedarse en la compañía, donde verá diluida su influencia; optar por la salida recogida en el folleto de integración, que obligaría a Mediaset a pagarle más de 900 millones, o vender sus acciones en el mercado.

El grupo Mediaset ha previsto que los accionistas de la matriz italiana que no se sumen a esta operación reciban 2,770 euros por cada acción y 6,5444 euros en el caso de Mediaset España, con la condición de que el efectivo que se les pague no exceda de los 180 millones de euros.

Con su participación total del 28,8 % del capital de Mediaset Italia, Vivendi podría ejercer este derecho de oposición y obligar al grupo a pagarle hasta 900 millones de euros, por lo que Mediaset tendría que buscar a otro socio que adquiera estas acciones para poder seguir adelante.

La familia Berlusconi se aseguró el voto favorable en esta reunión de socios de Mediaset Italia antes de la votación, pues acudió a la cita el equivalente al 62,5 % del capital y Fininvest, de Berlusconi, tiene el 44,18 % del grupo y el 45,8 % de los derechos de voto.

En Italia, la operación necesitaba de una mayoría de dos tercios de los asistentes, mientras que en el caso de España basta con la mayoría simple.

Vivendi solo pudo participar con sus 9,99 % de derechos directos, pero no con los del fideicomiso.

El grupo de Berlusconi tiene vetado al grupo francés en las juntas de accionistas desde el 18 de abril porque considera que tiene «un comportamiento desleal», después de que se retirara en 2016 de un acuerdo de compra del canal privado Mediaset Premium y se hiciera con un tercio del grupo italiano.

La empresa, propiedad del multimillonario Vincent Bolloré, recurrió este veto ante los tribunales italianos, que le permitieron votar en esta reunión de hoy, pero no admitieron los derechos del fideicomiso.

El Consejo de Administración de Mediaset Italia podría haber aceptado este miércoles a Simon Fiduciaria, pero antes de que comenzara la junta, como era previsible, se opuso e incluso vetó su acceso a la asamblea.

«La operación está diseñada con un único propósito, que Fininvest nombre a los directores y controle todas las decisiones de la empresa fusionada», criticó la responsable de asuntos legales de Vivendi, Carolina Le Masne, en su intervención en la junta.

Mediaset Italia ha realizado una estimación de los derechos de voto en MFE tras la fusión y ha calculado que Fininvest, de Berlusconi, tendrá el 47,88 %; mientras Vivendi se quedará con un 10,42 % y Simon Fiduciaria, con el 20,81 %.

La fusión de Mediaset Italia y España supondrá sinergias de entre 100 y 110 millones de euros para 2023. La nueva sociedad MFE tendrá sede legal en Holanda, pero cotizará en las Bolsas de Madrid y Milán.

Acerca de ProfesionalesHoy 27560 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy