Caras conocidas seguirán a cargo de la economía en la nueva Comisión Europea

Bruselas, 10 sep (EFE).- Figuras con larga trayectoria en Bruselas seguirán al mando de las grandes carteras económicas en la próxima Comisión Europea (CE), pues el letón Valdis Dombrovskis será el principal vicepresidente en esa área, mientras que la danesa Margrethe Vestager, además de vicepresidenta para la Digitalización, seguirá como comisaria de Competencia.

Mientras, Italia, que aspiraba a lograr una cartera de peso y acaba de estrenar un Gobierno más europeísta, ha conseguido que el ex primer ministro socialdemócrata Paolo Gentiloni sea propuesto como comisario de Economía. En ese puesto supervisará los niveles de deuda pública de los países, que en Italia llegan al 132 % del producto interior bruto (PIB).

En el nuevo Ejecutivo comunitario, que comenzará a ejercer sus funciones el 1 de noviembre, Dombrovskis será vicepresidente de «Economía que funciona para la Gente», un puesto que cambia de nombre, pero en el que el ex primer ministro de Letonia mantendrá responsabilidades similares a las que ostenta en la Comisión actual como vicepresidente para el Euro y el Diálogo Social.

El político seguirá encargándose de proponer medidas para desarrollar y reformar la eurozona, así como iniciativas en el ámbito de los servicios financieros y la Unión de Mercados de Capital.

«Valdis Dombrovskis dirigirá nuestro trabajo para aunar lo social y el mercado en nuestra economía», declaró en una rueda de prensa la próxima presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, sobre el político, uno de los tres principales vicepresidentes en el equipo de Gobierno de la alemana.

Los otros dos serán Vestager y el holandés Frans Timmermans, encargado del clima, cuestión que también tendrá implicaciones para la economía.

La danesa Margrethe Vestager, que este quinquenio ha dado mayor visibilidad a la política de competencia de la Unión Europea (UE) gracias a las multas millonarias impuestas a grandes empresas como la tecnológica estadounidense Google, seguirá dedicada a supervisar que las compañías no abusan de su posición en el mercado.

Asimismo, tendrá que estudiar una posible reforma de las normas europeas sobre competencia, una medida que piden Francia y Alemania después de que el departamento de Vestager impidiera la compra de la gala Alstom, por parte de la germana Siemens, porque minaría la competencia en los mercados de trenes de alta velocidad y señalización ferroviaria.

Sin embargo, París y Berlín defendían que la operación era clave para que la industria europea pueda competir a nivel global y, en particular, frente a China.

La exministra danesa de Economía también asumirá la vicepresidencia para la Digitalización, una de las áreas prioritarias para la nueva Comisión con importantes implicaciones en el ámbito económico y laboral.

Además, Vestager y Dombrovskis trabajarán en una nueva estrategia industrial para Europa, tarea en la que también estará implicada la francesa Sylvie Goulard como comisaria de Mercado Interior. No en vano, tras el veto a la fusión de Siemens y Alstom, el ministro de Economía galo, Bruno Le Maire, reclamó una «política industrial fuerte» en la UE.

Tras los enfrentamientos entre Bruselas y Roma con el Gobierno italiano de La Liga y el Movimiento Cinco Estrellas por el presupuesto y endeudamiento del país transalpino, el nuevo Ejecutivo del Cinco Estrellas y el Partido Demócrata, más europeísta, ha logrado situar a Paolo Gentiloni como comisario de Economía.

En ese cargo, vigilará que todos los Estados miembros cumplen las normas comunitarias que establecen límites a la deuda y el déficit, aunque Ursula von der Leyen le recordó en una carta que esas reglas se aplicarán «utilizando toda la flexibilidad permitida».

Esa flexibilidad ha permitido a Italia en varias ocasiones evitar procedimientos de infracción.

Gentiloni también se encargará de proponer un impuesto europeo a las grandes empresas digitales si no se logra una tasa en el ámbito internacional para finales de 2020.

La agricultura cada vez gana más peso en las negociaciones sobre los acuerdos comerciales de los Veintiocho y, de hecho, fue el apartado que más dedicación exigió en el pacto de la Unión Europea con el Mercado Común del Sur (Mercosur). Por tanto, no sorprende que el actual comisario de Agricultura, el irlandés Phil Hogan, vaya a ostentar la cartera de Comercio a partir del 1 de noviembre.

Si el Reino Unido abandona el club comunitario, Hogan se encargará de cerrar un acuerdo comercial con su país vecino tras el «brexit».

Otro veterano en los pasillos de Bruselas, el austríaco Johannes Hahn, iniciará en noviembre su tercera legislatura como comisario europeo y se encargará en esta ocasión de la cartera de Presupuesto, con las negociaciones sobre las cuentas plurianuales de la UE para el periodo 2021-2027 aún sin concluir.

El luxemburgués Nicolas Schmit se convertirá en comisario de Empleo, en un momento en el que el paro en la Unión Europea permanece en su cota más baja desde el año 2000, pero con grandes desequilibrios entre países y un nivel mayor entre los jóvenes.

Acerca de ProfesionalesHoy 27567 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy