Seúl presenta protesta ante la OMC por las limitaciones exportadoras de Tokio

Seúl, 11 sep (EFE).- Corea del Sur presentó hoy una protesta ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por las limitaciones activadas este verano por Japón a sus exportaciones de bienes al país vecino, informó el Gobierno de Seúl.

«La República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) ha decidido presentar una queja ante la OMC sobre las restricciones de Japón a la exportación de tres materiales vitales para la fabricación de chips y pantallas», anunció su ministra de Comercio, Yoo Myung-hee, en rueda de prensa celebrada este miércoles.

Yoo considera que la decisión de Tokio «es un acto discriminatorio que tiene a la República de Corea como objetivo directo y que tuvo una motivación política tras los veredictos de las cortes del país sobre trabajos forzados (de coreanos a manos de empresas niponas)», según declaraciones que recoge la agencia de noticias Yonhap.

La decisión de Seúl llega más de dos meses después de que Japón activara restricciones sobre sus exportaciones al país vecino de materiales químicos básicos para fabricar pantallas y chips de memoria, componentes imprescindibles en ordenadores, servidores o «smartphones» y pilar básico de las exportaciones surcoreanas.

Japón argumentó que la medida responde a una supuesta laxitud en el control de estos materiales por parte surcoreana, lo que hace posible que dichos productos puedan ser usados con fines militares.

Seúl cree, en cambio, que es una represalia contra la decisión de finales de 2018 del Supremo surcoreano que abre la puerta a que empresas japonesas compensen económicamente a coreanos esclavizados en el periodo colonial (1910-1945).

Tokio defiende que las compensaciones quedaron cubiertas con el tratado de normalización de lazos de 1965, por el cual donó 300 millones de dólares a las víctimas, un dinero que la dictadura militar de Park Chung-hee no hizo llegar a todas, motivo por el cual miles de afectados han denunciado a su vez al Gobierno surcoreano.

Tras la protesta contra Japón planteada hoy por Corea del Sur, ambos países deberán mantener un diálogo bilateral durante los dos próximos meses y, si no logran superar sus diferencias, el órgano de arbitraje de la OMC deberá establecer un panel para investigar el caso.

Lograr una conclusión del organismo podría llevar más de tres años, según los expertos.

Desde el pasado 28 de agosto Corea del Sur fue también retirado de la lista de socios comerciales preferentes de Japón, sin embargo, esta acción no quedará incluida en la protesta, explicó Yoo.

Acerca de ProfesionalesHoy 27560 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy