Sale del Caribe mexicano el segundo vuelo con turistas varados de Thomas Cook

Cancún (México), 24 sep (EFE).- En medio de la incertidumbre para muchas familias despegó este martes, del balneario mexicano de Cancún, el segundo «vuelo de rescate» implementado por el Gobierno británico para repatriar a los turistas varados tras la quiebra financiera de Thomas Cook.

Después de una espera de casi cuatro horas, alrededor de 80 turistas que no obtuvieron uno de los 475 asiento del vuelo que partió este día, fueron trasladados a hoteles de Cancún para pasar la noche en espera del último vuelo que se espera salga mañana del aeropuerto internacional de Cancun.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), serían unos 1.500 los turistas afectados de manera directa por la quiebra de la británica Thomas Cook.

La mayoría de las personas que esperaba en las filas de información eran ingleses pero entre ellos había también españoles, argentinos, mexicanos y alemanes que tenían planes de vacacionar en Europa, que iban por trabajo, por estudio o que regresaban a sus lugares de origen.

En el segundo vuelo de rescate que salió esta tarde de Cancún, también a cargo de la línea española Wamos y pagado por el gobierno británico, partieron 475 personas, algunos son parte de los pasajeros que tenían programado su vuelo ayer.

La familia de Andrea Broxup llegó temprano a la zona de documentación establecida por las autoridades británicas.

Regularmente Thomas Cook operaba en la terminal 3 de vuelos internacionales pero ante el intenso movimiento que se esperaba fueron enviados a la terminal 4, donde se habilitó un mostrador para los 7 representantes del gobierno británico enviados para atender la crisis.

Los cuatro integrantes de la familia Broxup hacían esfuerzos por mantener ocupado a un pequeño que apenas empezaba a caminar al tiempo que insistían con cada uno de los oficiales ingleses para obtener el pase de abordar en el vuelo de esta tarde.

La angustia y desesperación se vio reflejada en el rostro de la familia cuando les informaron que sólo tres de ellos podrían viajar, la madre y el niño debían quedarse en tierra en espera de encontrar un espacio mañana.

De manera apresurada tuvieron que hacer movimientos en las maletas, sacar ropa y acomodar artículos personales para dejar a la joven madre todo lo que pudiera necesitar. Se despidieron entre llantos y abrazos mientras eran observados por un numeroso grupo de turistas que no lograron viajar.

Ya en la zona de registro y con el pase de abordar en la mano llegó la buena noticia que la familia esperaba, aunque tuvieron que pagar un cargo extra lograron viajar juntos.

“A la madre y al bebé no los dejaron subir, entonces nos dijeron que esperáramos a ver si se podía al final o si queríamos a mañana”, explicó a Efe Andrea Broxup.

Señaló que al estar en el extranjero no querían dejar a parte de la familia lejos y se sentían preocupados porque éste no era el final de las vacaciones que esperaban.

“Entonces eso nos hizo pagar extra para podernos ir todos juntos, no hay garantía en las reservaciones vamos hasta Yorkshire volando a Manchester”, indicó.

De acuerdo con fuentes del aeropuerto de Cancún, mañana partirá el último vuelo de rescate programado por el gobierno británico y los turistas que no logren lugar deberán esperar disponibilidad en vuelos operados por aerolíneas británicas.

Sergio González Rubiera, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), señaló a Efe que están a la espera de recibir mayor información sobre la forma en la que operará el gobierno británico y la aseguradora con los turistas que ya habían pagado sus vacaciones y que tenían reservaciones para los próximos meses.

Según dijo, esperan que la afectación sea temporal.“Simplemente llegarán por otros canales, con otros mayoristas”.

De acuerdo con la Secretaría de Turismo de Quintana Roo, las proyecciones indicaban que Thomas Cook movilizaría a Cancún unos 10.000 turistas para el mes de octubre, 7,400 para noviembre y 7.000 en diciembre.

A través de la Secretaría de Turismo federal, el gobierno de México dio a conocer que no se esperaban afectaciones mayores a nivel país, pues la captación de divisas por el turismo inglés es del 0,4 % del ingreso total, es decir, unos 100 millones de dólares.

De acuerdo con la Sectur, de septiembre a fin de año, Thomas Cook ofrecía 27.248 asientos al Caribe Mexicano desde destinos de Reino Unido y lo que se dejaría de recibir de octubre a diciembre de no llegar estos turistas serían unos 23 millones de dólares.

Acerca de ProfesionalesHoy 28369 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy