Thomas Cook arrastra a sus filiales y desvela una acuciante falta de liquidez

Madrid, 25 sep (EFE).- La quiebra del gigante turístico Thomas Cook está abocando a muchas de sus filiales, al menos 26, a la suspensión de pagos, mientras otras como las alemanas han requerido la ayuda del Gobierno germano arrastradas por la falta de liquidez del grupo, sin fondos para aguantar más allá del 4 de octubre.

El grupo debía casi 500 millones de libras (560 millones de euros) según desvela Financial Times a una larga lista de hoteleros y acreedores y contaba tan solo con 956.670 libras (alrededor de un millón de euros) en reservas de efectivo grupales y 31,2 millones de libras (casi 35 millones de euros) en sus cuentas bancarias, un desfase que lo ha llevado declararse en quiebra dejando más de 600.000 afectados.

La quiebra del turoperador británico, con 178 años de historia, obligará a repatriar a 150.000 británicos, una operación que tendrá un coste cercano a los 100 millones de libras (112 millones de euros), calcula el gobierno británico. El Ejecutivo belga estima que el coste con cargo al Fondo de Garantía de Viajes del país será de entre 20-25 millones de euros.

Unas 30.000 personas, el 20 % de los afectados, han vuelto desde el lunes a casa desde sus destinos vacacionales y se espera que a lo largo de este miércoles regresen otras 16.500 en 70 vuelos, ha informado la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido (CAA).

La quiebra de Thomas Cook ha desembocado en la suspensión de pagos de sus filiales en el Reino Unido, mientras que varias filiales alemanas han solicitado declararse insolventes con el fin de separarse de las «complicadas» relaciones financieras y «responsabilidades contingentes» del grupo británico, lo que afecta a unos 2.000 empleados en Alemania.

Después de que la aerolínea Condor, filial alemana de Thomas Cook, recibiera anoche la confirmación de un crédito puente por 6 meses de 380 millones de euros avalado por el Gobierno alemán para seguir funcionando, el ejecutivo germano ha revelado este miércoles que el turoperador alemán ha solicitado también un crédito puente por unos 375 millones que está siendo analizado.

Además, la filial de Thomas Cook en Polonia, Neckermann Polska, se ha declarado insolvente tras la quiebra de la matriz, en tanto que el grupo Ving, filial nórdica del turoperador británico, mantiene sus operaciones en Escandinavia.

Thomas Cook mantuvo conversaciones para vender parte o la totalidad de la compañía meses antes de su quiebra, según la información revelada por el Financial Times.

Recibió cinco ofertas de compra para la totalidad o parte de su aerolínea, otra para la venta al turoperador chino Fosun -su mayor accionista con el 18,07 %-, una oferta para su compañía nórdica y otra por parte de Anex Tour Group, un operador turístico turco, todas ellas infructuosas.

Treinta vuelos con origen o destino en España programados operados por Thomas Cook han sido cancelados este miércoles por la compañía en quiebra, en su mayor parte en Canarias y Baleares.

Las agencias de viajes han indicado que, aunque es pronto para evaluaciones, se espera que las aerolíneas con vuelos afectados por la quiebra de Thomas Cook lancen ofertas para llenar los asientos que han quedado vacíos. 

Uno de los principales destinos afectados por la caída de Thomas Cook es Baleares, que estudia las medidas que se solicitarán al Gobierno de Españal para afrontar la deuda acumulada por la quiebra del turoperador, situada en torno a 100 millones de euros.

La Federación Hotelera de Mallorca (FEHM) ha advertido de que algunos establecimientos hoteleros se están planteando adelantar el final de la temporada turística por las consecuencias de la quiebra de Thomas Cook.

Una de sus hoteleras de bandera, Meliá, ha avanzado que evitará cualquier impacto en su operación y resultados gracias a la diversificación de su negocio y la gestión de riesgos.

Canarias ha pedido unidad de acción para abordar esta situación y garantizar el mantenimiento de los empleos turísticos y ha adelantado que la aerolínea británica de bajo coste Jet2 ampliará sus vuelos al archipiélago durante la temporada de invierno.

El embajador británico en España, Hugh Elliott, ha mandado un mensaje de confianza sobre las perspectivas del turismo británico en España y ha recalcado que «los británicos van a seguir viniendo a este maravilloso país».

En cuanto a las consecuencias de la quiebra de Thomas Cook, la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido (CAA) ha garantizado en una carta a todos los hoteles que alojan a clientes protegidos por el fondo de garantía británico (ATOL) el pago desde la fecha de llegada hasta la de salida y ha anunciado que lanzará un servicio para gestionar reclamaciones y reembolsos antes del lunes 30.

La quiebra del turoperador británico, que afecta a más 53.000 turistas de viaje por España, ha obligado también a varios países de Latinoamérica a activar sus planes de contingencia ante los miles de pasajeros que se encuentran varados en diferentes destinos. EFECOM

csb/jj

(foto)(vídeo)

Acerca de ProfesionalesHoy 28429 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy