Nuevos encendidos de frecuencias de TDT comenzarán el 14 en Madrid y Cataluña

Madrid, 24 oct (EFE).- La segunda ola de encendidos de nuevas frecuencias de Televisión Digital Terrestre (TDT) comenzará el 14 de noviembre en comunidades como Cataluña y Madrid, donde se pondrá en marcha el proceso de liberación del Segundo Dividendo Digital (la banda de 700 Mhz), que se prevé subastar en el «primer trimestre» de 2020.

Con estos nuevos encendidos, los canales de televisión ya emitirán de forma simultánea aproximadamente en la mitad de los municipios del territorio, ha informado este martes en rueda de prensa el director general de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, Roberto Sánchez.

El 30 de junio de 2020, tal como ha establecido la UE, tendrá que quedar libre esta banda, que será subastada por el Gobierno para que pueda ser usada en la prestación de servicios asociados al 5G.

De plazos se va un poco «ajustados», ya que se empezó algo más tarde el proceso, pero «hay tiempo suficiente para no estar agobiados», ha apuntado.

Madrid, Canarias, Cantabria, Cataluña y algunos municipios de Aragón, Castellón, Castilla-La Mancha y Castilla y León comenzarán el 14 de noviembre el proceso de cambio de frecuencia en la TDT.

En total 1.433 municipios, se suman a los 2.413 en los que el proceso ya está en marcha desde julio, en Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Valencia, Extremadura, Galicia, Islas Baleares, La Rioja, Navarra y País Vasco.

Serán 3.846 municipios de 15 comunidades de España los que estarán en este proceso de cambio de frecuencias a partir del 14 de noviembre, o lo que es lo mismo 43 de las 75 áreas geográficas en las que se ha dividido el territorio para este proceso.

De estas 75 áreas, en ocho no se requerirá hacer modificaciones en las antenas de los edificios colectivos, Asturias, Barcelona, La Coruña, Menorca, Melilla y una parte de las provincias de Toledo y Murcia.

Sin embargo, en estas ocho zonas, al igual que en el resto del país, sí deberán resintonizar sus televisores antes de junio de 2020.

Las restantes zonas comenzarán el proceso en el primer trimestre de 2020, según ha explicado Sánchez.

En la comunidad de Madrid, donde se verán afectadas más de 4,7 millones de personas, en más de 112.000 edificios comunitarios, se deberá realizar la adaptación de sus sistemas de recepción.

En segundo lugar, los que viven en edificios colectivos deberán adaptar, además de sus televisores, sus antenas colectivas. En total son 850.000 edificios los afectados, aunque el 15 % de ellos cuentan con sistemas de amplificación con banda ancha y, por lo tanto, no deberán hacer nada.

El Gobierno publicó el pasado 21 junio una línea de ayudas para las comunidades de propietarios que tengan que adaptar sus instalaciones, que oscilan entre los 104,3 euros y los 677,95; y también otra líneas para los radiodifores públicos por el tiempo que tendrán que emitir en dos frecuencias distintas.

Este cambio no implica ni la aparición ni desaparición de canales de televisión. Tampoco supondrá la obsolescencia de televisores o descodificadores de TDT.

Sánchez, que compareció junto con Antonio Fernández-Paniagua, subdirector general de Planificación y Gestión del Espectro Radioeléctrico, ha recordado que la liberación de estas frecuencias se realiza por mandato de la UE, ya que es una de las bandas principales para la introducción del 5G en Europa.

El total de la banda que se había destinado a la TDT estaba ocupada desde los 470 a los 862 Mhz.

Con el Primer Dividendo Digital, se liberó la banda de los 800 y, con este Segundo Dividendo, la de los 700, lo que supone que una cuarta parte de las frecuencias que estaban destinadas a la TDT se destinarán a los servicios 5G.

«Técnicamente ha sido un ejercicio complejo porque en el fondo es intentar comprimir los canales actuales de televisión en las tres cuartas partes del espectro que teníamos ahora», ha explicado.

En julio, se constituyó un grupo de coordinación y seguimiento de todas las actuaciones, coordinado por la Secretaría de Estado de Avance Digital y en el que están radiodifusores, instaladores y consumidores.

El objetivo de este grupo es poder liberar el espectro en la fecha establecida y minimizar el impacto a los ciudadanos.

Además, esta actuación puede afectar a países vecinos, por lo que hay que hacer una ejercicio de coordinación para que los canales no interfieran mutuamente, ha explicado.

Acerca de ProfesionalesHoy 28424 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy