Casado propone una «reforma fiscal global» que inyectará 16.000 millones

Murcia, 29 oct (EFE).- El líder del PP, Pablo Casado, ha propuesto una «reforma fiscal global» que incluirá supresiones de impuestos como los de sucesiones, donaciones y patrimonio, bajada de otros como el IRPF y estímulos fiscales que inyectará 16.000 millones de euros en la economía nacional e impulsará la creación de 300.000 empleos.

Casado ha expuesto lo que ha denominado el Plan España, dirigido a hacer frente a la desaceleración del actual escenario económico, en el Congreso de la Empresa Familiar que se celebra en Murcia ante más de medio millar de directivos de toda España.

Las principales medidas de su programa económico con vistas a las elecciones del 10 de noviembre las ha resumido Casado en «política responsable de equilibro presupuestario, impuestos bajos, gasto público contenido y marco laboral flexible».

Estaba previsto que el presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, clausurase este martes el foro empresarial, si bien finalmente lo va a hacer la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero.

Casado ha afeado que Sánchez haya preferido estar en un mitin a Palencia y ha cuestionado las previsiones económicas del Ejecutivo, tanto de crecimiento, pues ha considerado que no se alcanzará el 2,1 previsto, como en cumplimiento del déficit.

Tanto los indicadores de confianza de los empresarios como de los consumidores reflejan importantes bajadas, ha alertado, al igual que han caído los índices de venta de viviendas, de producción industrial, de inversiones en bienes y equipos y de los principales sectores económicos, como el agroalimentario o el de la automoción.

Para revertir esa situación, si el PP gana las elecciones pondrá en marcha la citada reforma fiscal global, similar a la de 1998, ha dicho, con la que se bajaron un 5 por ciento los impuestos a la vez que se duplicó la recaudación.

Entre las medidas planteadas, la bajada del IRPF de manera que a lo largo de la legislatura el marginal máximo no supere el 40 por ciento, y del impuesto de sociedades por debajo del 20 por ciento, además de mantenimiento o bajada de las cotizaciones a la seguridad social y estímulos fiscales para la compra de vivienda habitual.

También ha planteado una mayor «flexibilidad laboral»; un aumento del periodo de «tarifa plana» para los autónomos con 12 meses adicionales y 24 para personas en especial vulnerabilidad; la prevalencia de los convenios de empresa y la captación de talento de manera ágil en otros países.

Un tercer pilar de su partido será el de la apuesta por la participación de las empresas en la formación, tanto en la FP como en la universidad, ha subrayado.

En su exposición ante los empresarios sobre cómo hacer que «la marca país no se resienta por la inestabilidad política», Casado ha desgranado otras medidas destinadas a recuperar la senda del crecimiento.

Entre ellas, las destinadas a suprimir barreras administrativas con el fin de que se pueda poner en marcha una empresa en un plazo de cinco días.

También ha abogado por crear oficinas de emprendimiento para que en una misma mañana se puedan hacer los trámites sobre registro mercantil, seguridad social y agencia tributaria.

Casado ha ahondado en su plan de aprobar una ley de unidad de mercado, que, a su entender, está avalada por la Constitución, y de abordar una segunda oleada de eliminación de organismos públicos que «no sean imprescindibles» o estén duplicados.

De igual modo, ha prometido a los empresarios acabar con «las barreras fiscales, administrativas y sindicales» que disuaden a los directivos de expandir su negocio.

Abaratar los costes energéticos y fortalecer sectores claves como la industria, la agricultura y el turismo han sido otras de las propuestas defendidas por Casado en el foro empresarial.

El presidente del PP ha criticado al Gobierno por su «debilidad» a la hora de afrontar la subida de aranceles impuesta por Estados Unidos a productos como el queso, el aceite o la aceituna.

A su juicio, España debería negociar de «tú a tú» con EEUU, como están haciendo Alemania o Francia, en lugar de limitarse a airear su queja.

«No se puede simplemente amenazar a Estados Unidos. Hay que negociar y tener un respeto internacional», ha reprochado Casado al Ejecutivo.

Acerca de ProfesionalesHoy 28292 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy