La volatilidad persiste en la producción industrial, que sube un 3,1 %

Madrid, 6 nov (EFE).- La producción industrial creció un 3,1 % en septiembre en comparación con el mismo mes de 2018, un rebote que, según los expertos, es fruto de la volatilidad del indicador, ya que la tendencia apunta a una cierta desaceleración.

El avance del índice de producción industrial (IPI) de septiembre, publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), es casi cuatro puntos superior al registrado en agosto, cuando cayó un 0,8 % en términos anuales.

Persiste así la volatilidad de los últimos meses, cuando a las caídas de abril (2 %), junio (1,9 %) y agosto (0,8 %) siguieron las subidas de mayo (1,6 %), julio (3,5 %) y septiembre (3,1 %).

Una vez corregidos los datos de los efectos de la estacionalidad y el calendario, la tendencia es más estable, ya que a la fuerte caída de marzo (2,9 %) siguieron avances de entre el 1,2 % y el 1,7 % para finalmente crecer solo un 0,8 % este mes de septiembre.

La economista senior de Funcas María Jesús Fernández explica que un análisis más detallado de la tendencia apunta a que «se frena un proceso de recuperación» experimentado por este índice desde la caída de finales del pasado año.

Al contrario de lo que recoge la contabilidad nacional -estancamiento en la primera mitad del año y recuperación en el tercero-, la producción industrial reflejaba avances en los dos primeros trimestres que se han detenido en el tercero.

En ese mismo sentido, el responsable del área de análisis económico de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Gonzalo García, subraya que «la volatilidad es altísima» en los datos brutos, mientras que los corregidos reflejan un «crecimiento moderado», algo que considera positivo en un entorno de fuerte corrección en Europa.

A pesar de ello, García reconoce que los datos de septiembre corresponden a una desaceleración en la producción industrial -en términos corregidos avanza seis décimas menos que en agosto-, aunque lo relaciona con el recrudecimiento de la guerra comercial, por lo que eran esperables.

De cara al futuro, Fernández señala que algunos indicadores adelantados que ya recogen información de octubre hacen vaticinar un «freno» aún mayor en el cuarto trimestre del año para la producción industrial.

Gonzalo García coincide en que los datos de octubre podrían prolongar la tendencia de desaceleración, aunque confía en que las noticias positivas del sector exterior -como la mayor probabilidad de «brexit» con acuerdo o de una tregua comercial- contribuyan a una estabilización del indicador por encima del 1 % en los últimos meses del año.

El desglose de los datos publicados este miércoles por el INE, en términos brutos y anuales, refleja que el crecimiento del índice en septiembre viene apoyado por el buen comportamiento de todos los sectores, especialmente los bienes de equipo, que crecieron un 4,8 %.

La producción de bienes de consumo aumentó un 4,1 %, con mayor incidencia de los bienes no duraderos (4,1 %) que los duraderos (3,5 %), mientras que la energía repuntó un 3,8 % y los bienes intermedios, un 0,7 %.

Por ramas de actividad, destaca el fuerte crecimiento de la confección de prendas de vestir (un 16,7 %) y la industria del cuero y el calzado (12,2 %), así como otras industrias manufactureras (11,8 %) y fabricación de vehículos de motor (10,8 %).

Por el contrario, la producción de artes gráficas y reproducción de soportes grabados cayó un 7 % y la fabricación de otro material de transporte, un 6 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 28293 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy