Bruselas constata la ralentización económica de la eurozona los próximos años

Bruselas, 7 nov (EFE).- La Comisión Europea (CE) constató este jueves la desaceleración económica de la eurozona en los próximos años, al rebajar una décima su previsión de crecimiento económico durante 2019, hasta el 1,1 %, mientras que para 2020 descendió dos décimas, al 1,2 %.

Para el conjunto de la Unión Europea (UE), Bruselas mantuvo la proyección de crecimiento del producto interior bruto (PIB) en el 1,4 % durante este año y la redujo dos décimas para el próximo, hasta el 1,4 %.

Las proyecciones macroeconómicas de otoño que publicó hoy la CE, más pesimistas que las anteriores, anunciadas en julio, incluyen por primera vez datos para 2021. Durante ese ejercicio se espera que el PIB en los diecinueve países que comparten el euro crezca un 1,2 % y que en los Veintiocho progrese un 1,4 %.

El Ejecutivo comunitario reconoció que las tensiones comerciales «persistentes» entre Estados Unidos y China, así como «los elevados niveles de incertidumbre política», sobre todo, en el ámbito del comercio, «han pesado sobre la inversión, la industria manufacturera y el comercio internacional».

Como riesgos, también señaló la posibilidad de un «brexit» sin acuerdo o una ralentización más profunda de lo previsto en China.

Bruselas constató que el crecimiento económico mundial seguirá siendo «débil» y, por ese motivo, afirmó que el aumento del PIB en Europa dependerá «de la fuerza de los sectores más orientados a los mercados nacionales», si bien avisó de que «no es probable que basten por sí solos los factores nacionales para impulsar un crecimiento fuerte».

En cualquier caso, la Comisión destacó que los mercados laborales siguen siendo «fuertes» y que el paro continúa bajando.

«Hasta ahora, la economía europea ha demostrado resistencia ante un entorno externo menos favorable: el crecimiento económico ha continuado, la creación de empleo ha sido robusta y la demanda interna ha resultado fuerte», declaró en un comunicado el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis.

Sin embargo, el político letón advirtió de que podrían producirse dificultades en el futuro y volvió a mencionar los conflictos comerciales, la debilidad del sector manufacturero, pero también las tensiones geopolíticas y el «brexit».

Por tanto, instó a los países con altos niveles de deuda a adoptar «políticas fiscales prudentes» y a rebajar el endeudamiento, mientras que para los Estados miembros con margen de maniobra en sus cuentas, como Holanda y Alemania, planteó aprovecharlo ahora. Esa recomendación se traduciría en que esos países adoptasen políticas fiscales más expansivas.

Entre las grandes economías del euro, liderará el crecimiento del PIB durante 2019 España (1,9 %), seguida de Holanda (1,7 %), Francia (1,3 %), Alemania (0,4 %) e Italia (0,1 %).

El Ejecutivo comunitario prevé que la economía germana se recupere en 2020 y 2021, ejercicios durante los que la locomotora europea crecerá al 1 %, pero Italia seguirá estancada y su PIB progresará un 0,4 % el año próximo y un 0,7 % en 2021.

Mejores datos presentarán durante esos dos años España (crecimiento del 1,5 % en 2020 y del 1,4 % en 2021), Holanda (1,3 % en ambos ejercicios) y Francia (1,3 % en 2020 y 1,2 % en 2021).

Más allá de su estancamiento económico, en el caso italiano preocupa su elevada deuda pública, que seguirá creciendo hasta el 136,2 % del PIB este año, llegará al 136,8 % el siguiente y en 2021 será del 137,4 %.

Bruselas apuntó, además, que los niveles de déficit también «se deteriorarán ligeramente» por los efectos de un menor crecimiento y de unas políticas presupuestarias «algo más laxas en algunos Estados miembros».

En la eurozona, el indicador se situará en el 0,8 % en 2019, en el 0,9 % en 2020 y en el 1 % en 2021. En toda la Unión Europea el déficit será del 0,9 % este año, del 1,1 % el siguiente y del 1,2 % en 2021.

En cuanto a la deuda pública de los diecinueve socios del euro, pasará de representar el 86,4 % del PIB en 2019 al 85,1 % en 2020 y al 84,1 % en 2021, en tanto que en los Veintiocho se ubicará en el 80,6 % este año y descenderá al 79,4 % el siguiente y al 78,4 % en 2021.

La tasa de desempleo entre los socios del euro se situará en el 7,6 % en 2019, en el 7,4 % en 2020 y en el 7,3 % en 2021. En todo el club comunitario será, respectivamente, del 6,3 %, 6,2 % y 6,2 %.

La inflación de la eurozona será del 1,2 % este ejercicio y el siguiente, pero subirá al 1,3 % en 2021, mientras que en la UE permanecerá en el 1,5 % en 2019 y 2020, para pasar al 1,7 % un año después.

Acerca de ProfesionalesHoy 28419 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy