Solo uno de cada diez milenials trabajadores ahorra para la jubilación

Barcelona, 7 nov (EFE).- Solo uno de cada diez milenials que trabajan ahorra para la jubilación, aunque el 62’8% piensa que es importante, según han confirmado los datos de un estudio impulsado por la Fundación Edad&Vida y realizado por investigadores de la escuela Esade.

Dichos investigadores han informado en una rueda de prensa de que el estudio se ha hecho solo con milenials’ trabajadores, que representan tres cuartas partes de esta generación, formada por la gente nacida entre 1981 y 1997.

El estudio se realizado mediante tres procedimientos de análisis cualitativo y cuantitativo, como 900 encuestas y grupos de debate, en los que han participado 30 personas y que han versado sobre tecnología, comunicación y el asesoramiento en el ahorro.

El estudio ha dividido los datos acerca del ahorro para la jubilación en cinco segmentos: el primero lo conforma gente que no ve la necesidad de ahorrar para el futuro; el segundo, personas que saben que deberían ahorrar y, sin embargo, no pueden hacerlo; el tercero lo integran las que ya se plantean ahorrar; el cuarto, las que ya lo han hecho en el pasado y lo hacen cuando pueden, y el último los milenials que llevan seis meses ahorrando.

Uno de los autores del estudio, Ismael Vallés, ha comentado que «en 2008, el 80% de estas personas se encontraba entre el segmento 1 y 2″, es decir los que no ven la necesidad de ahorrar o no pueden hacerlo, mientras que en 2018 estos dos segmentos tan solo reunían al 30% de los milenials trabajadores».

A pesar de esta progresión favorable, Vallés alerta de que el 50 % de la gente que está ubicada en el primer segmento y el 70% de la que lo está en el segundo se encuentra en una «situación favorable para ahorrar, y aun así, no lo hace».

El estudio, además de aportar estos datos, también ha determinado un patrón de comportamiento y personalidad de los milenials trabajadores cuando tienen que hacer frente a temas financieros y, por lo general, son más ahorradores que consumidores.

Según Vallés y otro de los autores del estudio, Manel Alfaro, «el comportamiento y la actitud frente al ahorro no es muy distinto al resto de la población», ya que «prefieren no tener pérdidas a arriesgar a ganar dinero, acostumbran a comprar el producto que la mayoría de la gente adquiere y se fijan más en el corto plazo».

No obstante, los autores sostienen que sí que hay algunas diferencias con el resto de la población: por ejemplo, el optimismo basado en el «corto plazo» y que, a pesar de ser una generación muy formada, en gestiones financieras «confían muy poco en ellos mismos, en los bancos y en las instituciones públicas, en el caso de las pensiones».

Esta precaución hacia los bancos se debe a que sienten que solo «les quieren vender un producto», aunque lo que quiere y lo que valora el 60’8 % de esta generación es que haya alguien que les «asesore y les muestre empatía», porque la gestión del ahorro es una cuestión que consideran «compleja».

Otro aspecto descubierto en el estudio es que, contrariamente a lo que se cree de esta generación, la tecnología no es un factor clave para tomar decisiones económicas, es decir, usan la tecnología para informarse pero no la tienen muy en cuenta para decidir qué hacer.

En este sentido, Alfaro afirma que «el proceso de compra en productos bancarios que siguen los milenials informarse mediante la tecnología, ir a la oficina bancaria para recibir asesoramiento, pero no para decidir allí, sino que quieren escoger sin ningún tipo de injerencia y, por último, quieren que la contratación sea fácil, simple y automática».

El estudio ha sido financiado por la sección de Vida, Pensiones y Seguros Generales del Banc Sabadell, cuyo director Cluadio Chiesa ha manifestado que «son unos datos de gran valor y que deben tener en cuenta».

Acerca de ProfesionalesHoy 28424 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy