Las rebajas aún atraen a los más fieles y también a los extranjeros

Madrid, 7 ene (EFE).- El día después de Reyes marca el inicio de unas rebajas que, aunque se han adelantado en muchos establecimientos, se generalizan. Ya no tienen el tirón de hace años ni se forman grandes colas pero aun siguen atrayendo a clientes fieles a la tradición y, principalmente, a extranjeros.

La curiosidad de las imágenes que cada 7 de enero muestran las televisiones lleva a que ciudadanos de otros países o de otras ciudades quieran vivir en primera persona la experiencia de ser los primeros en acceder a las mejores ofertas.

Son los que desde primera hora de esta mañana esperaban en la calle la apertura de las puertas de los grandes almacenes de El Corte Inglés que, junto con las tiendas del grupo Inditex, como Zara o Massimo Dutti, mantienen la costumbre de iniciar la campaña de rebajas de invierno este día.

Es el caso de Marta Lucía Castaño, una colombiana afincada en España desde hace casi veinte años, quien este año ha madrugado por primera vez para acudir a las rebajas. Lo ha hecho aconsejada por una amiga que le dijo: “vete y conseguirás algo bueno”.

Su deseo, según ha contado a Efe, es encontrar unas botas de piel que no pudo comprar en su momento por su elevado precio.

Pero también de Ildefonso, que ha esperado más de media hora en la calle la tradicional apertura de puertas y que ha accedido al interior del establecimiento de manera tranquila pero con la satisfacción de ser el primero de la cola.

Para Oscar es la primera vez que, acompañado de su esposa y sus dos hijos, ha acudido a estas rebajas atraído por los descuentos. Y se ha sorprendido que ya “tan temprano la gente hiciera fila esperando”.

La principal intención de esta familia colombiana, de vacaciones en España y sin ninguna idea preconcebida, es “curiosear” y quizá completar las maletas con alguna ganga.

Los compradores más tempraneros “buscan el gran impacto de la rebaja de primera hora para que no se les escape”, ha señalado a los medios Joaquín Benítez, director de El Corte Inglés de Preciados-Callao. El grupo espera este martes más de tres millones de visitas en todos sus centros.

Los primeros días la gente busca básicamente moda (ropa y calzado), sobre todo de marca, que gracias a los descuentos, de hasta el 50 %, se vuelven más asequibles para el bolsillo del ciudadano medio.

Toñi y Paco, residentes en Jijona (Alicante), están pasando unos días en Madrid y han aprovechado también para acudir temprano a las rebajas. “Todos los años vemos que hay aglomeración de gente y queremos ver qué es lo que nos ofertan”.

Sobre todo buscan ropa, calzado, bolsos y perfumes y no cuentan con un presupuesto concreto para gastar.

Mari Carmen es una de las fijas que todos los años hace cola para poder acceder a los mejores descuentos y en esta ocasión piensa gastar más de cien euros, principalmente, en ropa y calzado. También va a aprovechar para hacer algún cambio de talla con la que los Reyes Magos no han acertado.

Lily, de Perú, ha acudido al Corte Inglés porque “allá es muy famoso”. Busca un abrigo para su hijo y otro para su hija y “algunos perfumes”.

También es su primera vez porque otros años el día 7 le pillaba trabajando. Ahora que está de vacaciones ha querido vivirlo en persona: “Es muy bonito. Me lo habían contado o lo había visto por la tele”.

Los jóvenes, aun de vacaciones, también aprovechan para renovar su armario, como Lucía, que tiene 18 años y acompañada de una amiga se ha acercado hasta el centro de Madrid para comprar “algunas cosas” que necesita y también para cambiar regalos de Reyes. No se gastará más de cincuenta euros.

Y aunque todos los años acude a estas rebajas, “casi nunca” encuentra su talla, se lamenta.

Pero no todos los ciudadanos van a aprovechar los descuentos. Es el caso de aquellos a los que los gastos de las fiestas navideñas les han dejado la tarjeta “en números rojos” y deben afrontar la cuesta de enero en una precaria situación económica.

La liberalización de las fechas de inicio de las rebajas y la tecnología que propicia las compras ‘online’ van poco a poco acabando con esas imágenes que aun perduran en la retina de los más mayores: empujones y peleas para quedarse con una camisa, un pantalón o un bolso.

Teresa Díaz

Acerca de ProfesionalesHoy 33986 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy