CCOO quiere 1.000 euros de salario mínimo en 2020 con voluntad de negociar

Madrid, 15 ene (EFE).- El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha asegurado que acudirá esta semana a la reunión del Gobierno con sindicatos y patronal para negociar el salario mínimo interprofesional (SMI) para este año con una propuesta de mil euros, si bien manifestará su predisposición a negociar.

En una entrevista con Efe, el líder de CCOO asegura que quiere que el SMI alcance el 60 % del salario medio, tal y como dice la carta social europea, una cifra que ha generado cierta controversia y que, según los cálculos del sindicato, ascendería a 1.003 euros este año, lo que representaría una subida del 11 %.

“Si se nos plantea un itinerario desde los actuales 900 euros a ese 60 % a lo largo de la Legislatura, estamos por la labor de negociarlo”, afirma Sordo, convencido de que la patronal se negará a los 1.000 euros y que dice desconocer cuál es la propuesta que llevará el Gobierno.

Para Sordo es urgente aprobar “antes de que acabe enero” una actualización del SMI, porque “tiene efectos en las nóminas que se van a cobrar ya este mes”, y rechaza la oposición que plantea la patronal, en la que ve “una cierta contradicción”.

En este sentido, recuerda que el acuerdo de negociación colectiva que suscribieron CEOE, Cepyme, CCOO y UGT recoge que el salario mínimo en convenio debe situarse en los 1.000 euros en 14 pagas en 2020.

Sordo cree que los salarios bajos deben crecer “netamente por encima de la inflación”, que cerró diciembre en el 0,8 %, una tasa que considera “muy baja”.

Sobre la reforma laboral, Sordo diferencia entre los elementos que hay que “borrar” de la ley y los que requieren de una corrección elaborando escenarios alternativos.

En el primer punto de derogación “pura y dura”, el líder de CCOO apunta a recuperar la ultractividad indefinida del convenio colectivo, eliminar la preferencia aplicativa del de empresa en materia salarial, regular mejor la subcontratación y acabar con el artículo que facilita el despido por enfermedad.

En el segundo, pide cambios sobre la causalidad de la contratación para limitar la temporalidad abusiva, revisar las causas de despido y eliminar las herramientas que han permitido la devaluación salarial.

En pensiones, Sordo urge a la derogación de la reforma de 2013 -que introdujo el índice de revalorización del 0,25 % (IRP) y el factor de sostenibilidad- para comenzar a recuperar consensos.

Pero reconoce que, a partir de ahí y dada la composición actual del Parlamento, va a ser “complicado” tejer acuerdos amplios en el marco del Pacto de Toledo.

“Por primera vez”, expone Sordo en alusión a Vox, hay un partido que “habla abiertamente de privatizar las pensiones” y que, seguramente, quedará fuera de la posibilidad de un acuerdo.

“Bueno, que se quede fuera del consenso”, señala Sordo que ve importante que el PP recupere posición en este terreno.

Y aconseja al nuevo Gobierno que “mida bien los pasos” en la reforma del sistema de pensiones y busque el equilibrio mejorando los ingresos de la Seguridad Social y que de certidumbre garantizando que va haber ingresos adicionales cuando haga falta.

Sobre la división del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Sordo cree que “no es la idea más brillante que han tenido en la composición Gobierno” por lo que pide la máxima coordinación y destaca el papel que puede jugar el diálogo social en este sentido.

También confía en el “importante papel” que va a jugar el diálogo social esta legislatura para mejorar la vida de millones de españoles y para ayudar a dar “la batalla de las ideas”.

“Sin el diálogo social, sin el concurso de los sindicatos, esto no se puede hacer”, concluye.

Acerca de ProfesionalesHoy 33827 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy