Santander gana un 17 % menos pero mejora su dividendo y sorprende al mercado

Madrid, 29 ene (EFE).- El Banco Santander ganó 6.515 millones de euros en 2019, un 17 % menos que un año antes, pero sorprendió al mercado con una cifra de ingresos récord, su previsión de que mejorará beneficios este ejercicio y su propuesta de aumentar un 3 % el dividendo por acción en efectivo hasta 20 céntimos.

Solo en el cuarto trimestre del año, la entidad logró el mayor beneficio atribuido de su historia, 2.783 millones, un 35 % superior en tasa interanual, impulsado por las plusvalías obtenidas con la venta del negocio de custodia y superior a las previsiones.

Los inversores acogieron los datos con agrado y los títulos del Banco Santander se anotaron en bolsa una subida del 4,41 %, la mayor desde la compra del Banco Popular en junio de 2017, hasta 3,707 euros, en una sesión en la que el IBEX 35 avanzó el 0,66 %.

El beneficio ordinario, sin plusvalías o saneamientos, ascendió a 8.252 millones, un 3 % más descontado el efecto de tipo de cambio, lo que le permite elevar el dividendo en esa misma proporción y la idea es ligarlo así en el futuro, especialmente después de que la entidad haya mejorado su solvencia al 11,65 %, cerca del objetivo del 12 %.

Sin embargo, las provisiones por los ajustes de plantilla en España y Reino Unido, unido a los 1.500 millones asumidos por la pérdida de valor de su filial británica hicieron que el beneficio neto del Santander se redujera el 17 %, hasta los 6.515 millones.

En España el banco ganó 1.585 millones de euros, un 2 % más, gracias a la reducción de costes procedentes de la integración del Banco Popular, que comenzará a tener una aportación positiva el beneficio por acción en 2020-2021 y no desde 2019 como la entidad previó en el momento de su compra.

En rueda de prensa, la presidenta del grupo, Ana Botín, justificó ese retraso por los bajos tipos de interés y tendió la mano al nuevo Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos para conseguir un crecimiento de la economía “sólido, sostenible e inclusivo”.

Sin pasar por alto su reivindicación frecuente de una fiscalidad justa, Botín dejó claro que no cree que la banca sea uno de los sectores que merece “en este momento” un impuesto específico y aseguró que el Santander tiene la tasa fiscal efectiva más alta de Europa, un 35 %.

Sobre cualquier cambio en la reforma laboral, reclamó hacerlo “con diálogo y consenso”, al igual que se aprobó la subida del salario mínimo hasta los 950 euros, pero también “mirando los datos” y teniendo en cuenta que la economía ha cambiado “de manera drástica y va a seguir cambiando”.

Hay puestos de trabajo que están hoy y que no van a estar en el futuro, vaticinó, poco después de insistir en que España es y seguirá siendo un país atractivo para los inversores, tanto foráneos como locales.

La rentabilidad ordinaria sobre el capital tangible o ROTE del banco se situó en el 11,8 % al cierre de 2019, mientras que la ratio de eficiencia alcanzó el 47 % y la morosidad bajó al 3,32 %.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta de resultados, el de intereses alcanzó los 35.283 millones, casi un 3 % más; el bruto, 49.229 millones, casi el 2 % superior, y el neto, 25.949 millones, el 1,2 % más.

Por zonas geográficas, Brasil siguió siendo el gran impulsor de las cuentas, con un beneficio de 2.939 millones, el 16 % más; superior a los 1.585 millones de España; en Reino Unido ganó un 16 % menos, hasta los 1.077 millones.

En México ganó 950 millones, el 19 % más; en Estados Unidos, 717 millones, el 24 % más; en Chile, un 7 % más, 630 millones, y en Argentina un 224 %, hasta 144 millones.

La división Santander Consumer Finance ganó 1.314 millones, el 2 % más, en tanto que Santander Global Platform, que reúne los negocios exclusivamente digitales como Openbank, perdió 120 millones.

Acerca de ProfesionalesHoy 33964 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy