Las empresas españolas aguardan el bréxit tranquilas y con los deberes hechos

Madrid, 30 ene (EFE).- Las empresas españolas con actividad en el Reino Unido afrontan con tranquilidad la salida de este país de la UE en la medianoche del viernes, aliviadas por que al final no se haya producido una salida abrupta (el ‘bréxit’ duro) y por que aseguran que llegan a la fecha con los deberes hechos.

BANCA

Es el caso del principal banco español, el Santander, cuya presidenta, Ana Botín, aseguró el pasado miércoles que la entidad está “absolutamente” preparada para cualquier escenario en el que se ejecute la salida de Reino Unido de la UE.

La entidad bancaria ha ajustado el fondo de comercio de Reino Unido, país donde ha realizado ajustes que han lastrado el beneficio del grupo en 2019, y ha separado el negocio como exige la regulación.

El Sabadell también está presente en Reino Unido desde que adquirió el TSB, un banco minorista doméstico sin operaciones comerciales fuera, por lo que el impacto del ‘brexit’ se limitaría al que tenga en la economía de ese país y en su mercado hipotecario e inmobiliario, han explicado a Efe fuentes de la entidad.

TRANSPORTE

En el caso del transporte aéreo, el gestor aeroportuario español Aena afirma que sus infraestructuras están preparadas para el ‘brexit’, aunque durante el periodo transitorio hasta el 31 de diciembre de 2020 el transporte aéreo seguirá operando como hasta ahora.

Su negocio en Reino Unido se centra en el aeropuerto londinense de Luton, que en los 9 primeros meses del año pasado ingresó 173,3 millones de euros.

El grupo IAG, que conforman British Airways, Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level, sostiene que sus aerolíneas cumplen con la normativa sobre propiedad y control de la UE establecida para el ‘bréxit’, tras recibir el respaldo de los reguladores de España, Francia, Irlanda y Austria a los ajustes que ha llevado a cabo.

Además, el porcentaje de acciones emitidas de IAG que son titularidad de personas de fuera de la UE ha bajado al 39,5 %, tras limitar durante casi un año el máximo permitido.

TELECOMUNICACIONES

Telefónica, que considera Reino Unido uno de sus cuatro mercados clave, también dice haber adoptado medidas para estar preparada ante cualquier cambio en las condiciones de mercado a causa del ‘bréxit’ y estará pendiente de posibles cambios durante el periodo de transición.

Por el momento, ninguna de las grandes operadoras planea cambiar las condiciones del servicio de ‘roaming’ (itinerancia), aunque será algo sobre lo que se pronunciará el Gobierno británico. Además, se trabaja para que las tarifas mayoristas sean parte del acuerdo futuro entre la UE y Reino Unido.

Por su parte, la empresa de infraestructuras de telecomunicaciones Cellnex se ha asegurado el tipo de cambio que se aplicará a la transacción euro-libra, según ha informado a Efe, aunque se trata de una maniobra que probablemente hubiera hecho sin ‘bréxit’, teniendo en cuenta la volatilidad de la moneda.

En su actividad diaria, Cellnex no espera mayores efectos por el ‘bréxit’, teniendo en cuenta que sus relaciones con Reino Unido no implican intercambio de mercancías y que su actividad se basa en prestar servicio a operadores locales.

La compañía opera 600 torres de telecomunicaciones en ese país, a las que se sumarán las 8.000 procedentes de la compra de la división de telecomunicaciones de la británica Arqiva por unos 2.365 millones de euros.

COMERCIO

Inditex tampoco ve significativo el riesgo del ‘brexit’ tras haber implementado el grupo acciones de mitigación. Entre los principales riesgos que afronta el grupo de Amancio Ortega están los potenciales retrasos en el tránsito de mercancías, impactos económicos derivados de la imposición de aranceles y de la fluctuación de la divisa, y riesgos contractuales o de gestión de terceros.

ENERGÍA

Iberdrola tiene una presencia relevante en Reino Unido a través de su filial Scottish Power. De allí obtiene cerca del 15 % de su resultado bruto de explotación (ebitda) y desarrolla un importante plan de inversiones, principalmente en eólica marina.

La compañía construye en el Mar del Norteel gran complejo eólico marino East Anglia Hub, que agrupará tres parques, con una capacidad instalada de 3.100 megavatios (MW), y al que dedicará una inversión de 7.685 millones de euros.

Su presidente, Ignacio Sánchez Galán, ha asegurado recientemente que la compañía mantiene su firme compromiso con Reino Unido y que cumplirá el plan de inversiones previsto, que a septiembre de 2019 concentraba el 22,8 % de todas las acometidas por el grupo.

La eléctrica ha revisado los impactos potenciales del ‘bréxit’ en su negocio y prevé que, a grandes rasgos, la operativa habitual continúe como hasta ahora, han indicado a Efe fuentes de la compañía, ya que no importa o exporta mercancías o bienes, sino que en un 90 % se dedica a una actividad regulada, en Reino Unido paga e invierte en libras, y la mayor parte de sus proveedores son británicos.

La compañía ya adoptó el año pasado, en prevención de que el Reino Unido pudiera salir de la UE sin acuerdo, coberturas para la libra, como hace con el resto de divisas de países en los que opera, y compró por anticipado materiales claves para sus proyectos en el Reino Unido procedentes de otros países de la UE para evitar potenciales retrasos por aduanas.

Iberdrola ganó en Reino Unido 553,6 millones de euros en los 9 primeros meses de 2019 y facturó 4.713,8 millones, entre negocio de redes (995,1), renovables (493) y generación y clientes (3.225,7), y todos estos negocios aportaron 553,6 millones de euros al beneficio neto.

CONSTRUCCIÓN

Tampoco prevén grandes alteraciones por el ‘bréxit’ las grandes constructoras y de infraestructuras. De hecho, algunas ven una oportunidad, como Ferrovial, que cuenta con cuatro aeropuertos en Reino Unido, entre ellos el londinense de Heathrow.

Su consejero delegado, Ignacio Madridejos, dice ver “más puntos positivos que negativos, especialmente en el capítulo de infraestructuras”, pues “habrá más inversión de la que había antes, sobre todo en el corto plazo”.

Ferrovial hará más inversiones en el corto plazo en Reino Unido, donde desarrolla el proyecto de tren de alta velocidad y la ampliación de Heathrow.

Respecto a la exposición a la moneda, su presidente, Rafael del Pino, dijo en la última junta de accionistas que no iría más allá de los resultados, los dividendos o el valor de las inversiones.

ACS asegura que el ‘bréxit’ no va a cambiar sus proyectos e intereses en ese país, donde tiene obras de construcción clave para el AVE británico como la estación de Euston, además de la explotación, a través de Cobra, de un parque eólico marino frente a Aberdeen, en el que invertirá 450 millones.

Sacyr, que tiene adjudicadas las obras de ampliación del tranvía de Edimburgo, en Escocia, entre otros contratos, también considera estratégico el mercado británico; mientras que FCC, con actividades de valorización y recogida de residuos y limpieza diaria en ese país, también previsto conservar sus inversiones en Reino Unido, con o sin ‘bréxit’.

Concha Gómez

Acerca de ProfesionalesHoy 33858 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy