IAG se nutre del talento español para el relevo en la cúpula de sus empresas

Madrid, 1 feb (EFE).- IAG ha completado con directivos ‘curtidos’ en Iberia los relevos en la cúpula de sus aerolíneas que se han producido por el efecto dominó de la próxima salida del consejero delegado del grupo, Willie Walsh, y su sustitución por el máximo ejecutivo de la antigua compañía de bandera española, Luis Gallego.

Para cubrir la vacante que deja Gallego, IAG ha nombrado al actual presidente y consejero delegado de la aerolínea catalana de bajo coste Vueling, Javier Sánchez-Prieto, cuyo puesto será ocupado por el director comercial de Iberia, Marco Sansavini.

Estos relevos se producen en un momento de importantes retos a los que se enfrenta el grupo como la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) el pasado 31 de enero, el proceso de compra de la aerolínea española Air Europa (Globalia) por parte de IAG y una serie de incertidumbres geopolíticas en el mundo, a los que se acaba de sumar el estallido del brote del coronavirus de Wuhan.

La crisis desatada por ese brote ha forzado a gran parte de las aerolíneas con conexiones con China a cancelar los vuelos previstos para las próximas semanas, incluida British Airways e Iberia, que forman parte de IAG junto con Vueling, Aer Lingus y Level.

En contra del temor inicial de los trabajadores de Iberia de que su fusión con British Airways en 2011 le hiciera perder peso a la española en el grupo resultante, ésta no sólo ha recuperado la senda de la rentabilidad, tras haber estado a punto de quebrar, sino que se ha convertido en la principal fuente de talentos para la alta dirección de las compañías de IAG.

BAILE DE SILLAS

El baile de sillas en los puestos ejecutivos de las aerolíneas de IAG se inició en 2013, cuando Luis Gallego dejó su cargo de consejero delegado de Iberia Express, filial de bajo coste de Iberia, para ponerse al frente de esta última, tras la renuncia de Rafael Sánchez-Lozano.

Actualmente, la única compañía del grupo que no dirige un español es la irlandesa Aer Lingus, incorporada a IAG en 2015, y cuyo máximo ejecutivo es ahora Sean Doyle.

El puesto dejado hace siete años por Gallego en Iberia Express, lo ocupó Fernando Candela, procedente de Air Nostrum (la aerolínea regional de Iberia), donde había sido director de Planificación y Control de Gestión.

Tras seis años al frente de Iberia Express, Candela pasó en 2019 a liderar Level, la marca de bajo coste de largo recorrido de IAG lanzada en 2017, y el director de producción de la “low cost” de Iberia, Carlos Gómez, asumió su puesto de forma interina.

Previamente, en 2016, el entonces consejero delegado de Vueling, Alex Cruz, fue nombrado máximo ejecutivo de British Airways y su cargo en la aerolínea de bajo coste catalana lo ocupó Sánchez-Prieto, por entonces director financiero y de planificación estratégica en Iberia, que pasa a liderar ahora.

Cruz, fundador de Clickair en 2006 y responsable, como consejero delegado, del rápido crecimiento de la aerolínea en Europa -que culminó con la fusión con Vueling en 2009-, coincidió en esta última con Gallego, que fue en aquellos años su director de operaciones.

Sánchez-Prieto trabajó con Gallego en Iberia Express desde su creación en 2012 como director financiero y de áreas corporativas. Ambos ya habían coincidido en Air Nostrum, donde el primero inició su trayectoria en el sector de la aviación en 2001, mientras que el segundo ocupó distintos cargos entre 1997 y 2006.

En cuanto al nuevo consejero delegado de Vueling, se trata del italiano Marco Sansavini, con una larga experiencia internacional en el sector aéreo, que se incorporó a Iberia en diciembre de 2012 como director comercial.

Desde su incorporación, Sansavini ha puesto en marcha las iniciativas de transformación comercial de la aerolínea española, con el objetivo de alcanzar niveles de ingresos sostenibles. EFECOM

kot/mgl/sgb

Acerca de ProfesionalesHoy 35245 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy