Pineda niega que usara Ausbanc para extorsionar a bancos y a la infanta

San Fernando de Henares (Madrid), 6 feb (EFE).- El presidente de la Asociación de Usuarios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, ha negado en el juicio que utilizara esta entidad y al sindicato Manos Limpias para extorsionar a bancos y a la infanta Cristina y ha mantenido que fue el BBVA el que quiso destruirle a él.

Pineda, primero de los diez acusados en declarar en este juicio en el que se enfrenta a una petición de la Fiscalía de 118 años y cinco meses de prisión, ha asegurado este jueves ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga que Ausbanc no era “una organización criminal” para extorsionar a bancos y empresas, tal como mantiene el fiscal.

En esta causa se juzga una trama ideada, según el fiscal, por Pineda tras crear en 1986 Ausbanc para enriquecerse y que intensificó a partir de 2012 al financiar y utilizar a Manos Limpias para extorsionar a bancos, cajas de ahorro y empresas exigiéndolas cantidades millonarias a cambio de retirar acusaciones en causas judiciales y de no publicar informaciones desfavorables.

Entre otras actuaciones delictivas se acusa a los presuntos líderes de esta trama de tratar de negociar la retirada de la acusación contra la infanta Cristina en el caso Nóos, en el que se personó Manos Limpias, a cambio de un acuerdo de entre dos y tres millones de euros presionando al entorno de su defensa y a la Fundación La Caixa -donde ella trabajaba-.

Pineda ha explicado que Ausbanc recibía sus ingresos de sus servicios jurídicos, de las ventas y la publicidad de sus revistas, de sus socios y de las actividades formativas y ha comentado: “Trabajábamos denodadamente e hicimos cosas muy bellas”, en referencia a casos que ganaron en defensa de clientes de bancos como los de las cláusulas abusivas.

Ha explicado que alguna de sus revistas llegó a triplicar la tirada de algunos diarios económicos y ha indicado que preferían no recurrir a subvenciones públicas para ser independientes.

Ha recordado que el primer anunciante de la revista Ausbanc fue el BBVA y que el Banco Santander fue el mas demandado por la asociación.

Pero ha asegurado: “No queríamos destruir a los bancos, éramos fans de ellos, queríamos que funcionaran bien”.

Pineda ha recordado que en 2007 un directivo del BBVA le advirtió que no podía seguir poniendo reclamaciones contra el banco y que “estaba molestando mucho” y desde ese momento la entidad dejó de anunciarse, y ha apostillado: “Iniciaron una campaña brutal en contra mía y de Ausbanc”.

La defensa de Pineda mantiene que este caso arranca de un montaje del BBVA que presidía Francisco González que habría pagado varios millones de euros al excomisario José Villarejo, para, entre otros encargos, presentar una denuncia anónima falsa que terminara en la detención del presidente de Ausbanc cuando estaba ganando pleitos contra cláusulas abusivas bancarias.

Por otra parte, Pineda ha negado que participara en la supuesta extorsión a la infanta Cristina apuntada por el fiscal en su escrito de acusación.

Ha asegurado que sobre este asunto no fue más allá de comentarios “como los que hacía el resto de españoles” y ha apostillado: “Tenía muchas cosas que hacer” como para ocuparse de este asunto.

La Fiscalía pide 118 años y cinco meses de prisión para Pineda, 21 años y once meses para su esposa, casi 25 años para el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, cerca de 12 para la abogada de este sindicato Virginia López Negrete y de 16 a 66 para seis empleados de Ausbanc.

El fiscal les atribuye delitos de organización criminal, 27 de extorsión, estafa, contra la Hacienda pública por fraude de subvenciones y blanqueo de capitales.

Acerca de ProfesionalesHoy 35382 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy