EE.UU. advierte a Rusia con sanciones a Rosneft por sus lazos con Maduro

Washington, 18 feb (EFE).- El Gobierno del presidente de EE.UU., Donald Trump, apretó este martes aún más el cerco al “régimen” venezolano de Nicolás Maduro y lanzó una advertencia a Rusia con sanciones a Rosneft Trading, subsidiaria de la rusa Rosneft, por ayudar a Venezuela en el comercio internacional de petróleo.

“Como el principal agente de operaciones globales para la venta y el transporte de crudo venezolano, Rosneft Trading ha respaldado al dictador Maduro, facilitando la represión del pueblo venezolano”, dijo el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en un comunicado.

“Maduro ha destrozado las instituciones, la economía y la infraestructura de Venezuela, mientras se ha enriquecido junto a sus aliados, a través del abuso del poder del Estado (venezolano) y dado la bienvenida al apoyo malicioso de Rusia, así como de Cuba, Irán y China”, agregó Pompeo.

Además de la filial, con sede en Suiza, el Departamento del Tesoro anunció la congelación de activos y la prohibición de operaciones financieras del presidente de Rosneft Trading, Didier Casimiro.

“Esta es una reacción al creciente y cada vez más importante papel de Rosneft en los asuntos de Venezuela”, señaló un alto funcionario estadounidense en una llamada telefónica con periodistas, en la que subrayó que la empresa rusa está “comercializando más de la mitad del petróleo que sale de Venezuela y evadiendo activamente las sanciones”.

En concreto, indicó que en enero de este año Rosneft Trading gestionó, a nombre de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), el envío de dos millones de barriles de crudo venezolano a África Occidental.

Rosneft es una de las corporaciones más activas en Venezuela, donde ha aumentado sus actividades y se ha convertido en el gran intermediario del crudo venezolano ante las sanciones impuestas por EE.UU. a la petrolera estatal PDVSA.

Como consecuencia de estas sanciones, el Gobierno estadounidense busca complicar más la venta de crudo venezolano en los mercados internacionales, la principal fuente de ingresos y divisas de Caracas.

Previamente, Washington ya había avisado a otras grandes empresas energéticas, como la estadounidense Chevron, la española Repsol y la india Reliance de los riesgos de comerciar con Caracas.

“Cualquier entidad en el mundo que lleve a cabo operaciones con el régimen de Maduro está sujeta a las sanciones -recalcó el alto funcionario estadounidense-. Es muy simple, no deben implicarse en transacciones con ellos”.

En una rueda de prensa este martes, el encargado del Departamento de Estado para Venezuela, Elliott Abrams, destacó que los principales compradores de petróleo venezolano “son la India y China, en ese orden” y aseguró que tendrán “conversaciones con ellos” al respecto.

Abrams adelantó, además, que “habrá más medidas y presión en las próximas semanas” sobre Caracas.

La nueva ronda de sanciones de EE.UU. se produce días después de que Pompeo se viese con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en los márgenes de la Conferencia de Seguridad de Múnich (Alemania) este fin de semana, después de la que el ministro ruso afirmó que había constatado un enfoque “más constructivo” por parte de Washington.

A comienzos de mes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, recibió en la Casa Blanca al líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela.

El encuentro, el primero entre ambos, se produjo un día después de que Trump invitara a Guaidó a su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso y le homenajeara como el “legítimo” presidente de Venezuela.

Guaidó, sin embargo, no es reconocido ni por Rusia ni por China, los dos grandes aliados de Caracas, que siguen respaldando a Maduro como el presidente legítimo de Venezuela.

Alfonso Fernández

Acerca de ProfesionalesHoy 30533 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy