Anfac plantea un plan de apoyo al automóvil que crearía 1,5 millones de empleos

Madrid, 2 mar (EFE).- La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha planteado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un plan a 20 años para que España siga liderando el sector de la automoción en Europa, con inversiones de unos 54.000 millones y la creación de hasta 1,5 millones de empleos.

El plan, denominado “Automoción 2020-2040. Liderando la movilidad sostenible”, ha sido presentado en el Palacio de la Moncloa por la Junta Directiva de Anfac, encabezada por el presidente de la asociación, José Vicente de los Mozos, en un encuentro en el que también han participado los ministros de Transición Ecológica, Teresa Ribera; Industria, Reyes Maroto; y Transportes, José Luis Ábalos.

En la reunión, Anfac ha planteado a los miembros del Ejecutivo directamente implicados con la evolución del sector una hoja de ruta definida en cuatro fases, dirigida a afrontar la “mayor transformación” que ha sufrido la automoción en su historia, ha destacado en una rueda de prensa posterior De los Mozos.

Ha señalado que “la receptividad por parte del Gobierno ha sido muy positiva, pero hay que empezar a trabajar ya”, en los “primeros cien días de 2020”, y ha dicho que España puede ser un “país icono” en movilidad sostenible.

Con carácter inmediato, el sector considera necesario que desde las Administraciones se generen mensajes unificados y positivos que doten de certidumbre al futuro de la automoción, “que atraigan inversiones y potencien el mercado interior”.

En los próximos años y hasta 2025, el foco debe centrarse, según Anfac, en seguir atrayendo inversiones a las diecisiete fábricas españolas elevando su competitividad, mientras que de cara a 2030, el objetivo debe ser adecuar el mix productivo a la demanda.

“Necesitamos fabricar al menos 700.000 vehículos electrificados para mantener nuestra cuota de mercado en Europa e incluso aspirar a incrementarla hasta el 15 %”, según el informe, que dice que, de cara a 2040, debería hacerse efectivo el despliegue del ecosistema español de movilidad.

Para lograr estos objetivos, la industria aboga por una política industrial que apoye la inversión y la flexibilidad laboral; el apoyo decidido a la electro-movilidad; una nueva fiscalidad para el automóvil acorde con el desarrollo esperado del sector, y el fomento de la renovación del parque.

Respecto a la fiscalidad, De los Mozos ha dicho que no han ido este lunes a pedir un plan de ayudas PIVE al Gobierno, sino a hablar de medidas estratégicas, y ha señalado que es importante que el Gobierno conozca la visión de Anfac y trabajar desde ahora, que parece que va a haber presupuesto, y no perder otro año.

Según el documento presentado por Anfac al Gobierno, el apoyo al sector crearía entre 860.000 y cerca de 1,5 millones de puestos de trabajo en el conjunto de una nueva y ampliada cadena de valor, en el que a la fabricación de vehículos la acompañarían nuevos servicios de movilidad, tales como la conducción compartida o autónoma, la gestión de datos o nuevos componentes de software, entre otros.

Esta transformación del sector incrementará sustancialmente el valor de la industria de la movilidad en España, hasta los 310.000 millones de euros de facturación, el triple que los 103.000 millones que mueve en la actualidad, a la vez que garantizará el cumplimiento de los objetivos de descarbonización del parque hacia una movilidad cero emisiones.

Todo ello incrementará la aportación del sector al producto interior bruto (PIB), actualmente cifrada en el 10 %, entre un 7 y un 12 % anual adicional, según los cálculos realizados por KPMG, que ha colaborado en la elaboración del informe.

De los 54.000 millones de inversión previstos, el 25 % correspondería a fabricación, otro 25 % a infraestructura eléctrica, el 35 % a tecnología, el 13 % a componentes y el 2 % a distribución.

“España debe no solo retener capacidad productiva sino atraer inversión nueva y generar empleo de calidad. Las adjudicaciones de 2025 se están decidiendo hoy y España está compitiendo con otros países y fábricas de nuestro entorno para conseguirlas”, ha insistido De los Mozos, quien ha recordado que al no contar con ningún fabricante nacional “hemos de ser mucho más competitivos”.

Ha añadido que el país necesita ser un polo de atracción, a través de la colaboración público-privada y el estímulo a las inversiones, y para ello es preciso crear un marco positivo, atractivo e innovador que permita a la industria ser reconocida internacionalmente haciéndola atractiva ante las casas matrices.

Según el informe, la falta de actuación conllevaría la pérdida de el 2 % del PIB (21.165 millones) y del 8 % del empleo de la industria manufacturera (194.000 puestos de trabajo), así como el 25 % del saldo de la balanza comercial del sector (2.429 millones).

Acerca de ProfesionalesHoy 30547 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy