La OPEP pide una acción coordinada tras rebajar drásticamente la demanda

Viena, 11 mar (EFE).- Pocos días de después de fracasar en su intento de reducir con Rusia los suministros de crudo y ante el imparable avance del coronavirus, que disipa el crecimiento de la demanda mundial de petróleo, la OPEP pidió este miércoles una acción “coordinada de todos los participantes el mercado”.

En sus más recientes estimaciones sobre la evolución del mercado, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) rebajó de casi un millón de barriles diarios (mbd) al volumen prácticamente simbólico de 60.000 bd sus cálculos sobre el crecimiento del consumo mundial de “oro negro”.

“TREMENDO IMPACTO” DEL CORONAVIRUS

“El tremendo impacto que el brote de Covid-19 tuvo hasta ahora en el crecimiento económico ha mermado con fuerza la demanda petrolera en el actual trimestre”, resalta en su informe mensual.

El consumo de combustibles para el transporte y la industria “fueron golpeados de la peor manera por la recesión económica en China en el primer trimestre de 2020, con un efecto indirecto similar previsto en otros lugares”, añade.

NUEVOS CÁLCULOS

Lo drástico del golpe queda reflejado en los nuevos cálculos, con una corrección a la baja de casi 2 mbd (1,93 mbd) en tan solo un mes, al estimar ahora una demanda media de 97,58 mbd en los tres primeros meses del año, más de un millón de bd menos del nivel de consumo del mismo periodo del año anterior (98,75 mbd).

La OPEP calcula ahora que este año la demanda total de “oro negro” no supere, como había vaticinado antes, la barrera de los 100 mbd, sino que se quedará en una media de 99,73 mbd, siempre y cuando el mundo logre superar relativamente rápido la crisis del virus.

RIESGO DE RETROCESO EN LA DEMANDA

Si bien prevé una recuperación del consumo mayor en la segunda mitad del año, reconoce que en un entorno de gran incertidumbre, “los riesgos a la baja superan actualmente cualquier indicador positivo”.

Eso hace probable la primera caída anual de la demanda desde 2009, un panorama vaticinado ya el pasado lunes por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en París.

Los cálculos del informe de la OPEP están basados en un crecimiento de la economía mundial del 2,4 %, 0,6 puntos porcentuales menos que el estimado a mediados de febrero.

El exceso de la oferta ha comenzado a acumularse ya en febrero en los inventarios de los países consumidores, y la OPEP no descarta nuevos aumentos del nivel de estas reservas almacenadas.

ACCIÓN COORDINADA

“El impacto de los acontecimientos relacionados con el Covid-19 en una situación económica mundial ya frágil es bastante difícil y requiere una acción política mundial coordinada de todos los participantes en el mercado”, señala el documento.

Esta advertencia se publica en medio de la escalada de tensiones entre Rusia y Arabia Saudí, desatada por el desacuerdo entre ambos gigantes petroleros sobre la forma de atajar la crisis.

Eso llevó a la ruptura de la alianza de la OPEP y diez productores aliados (entre ellos Rusia) el viernes pasado en Viena.

Después de tres años de exitosa cooperación, el divorcio se produjo cuando Moscú rechazó la propuesta de Riad de retirar del mercado 1,5 mbd y la reunión terminó sin ni siquiera un compromiso para mantener los recortes vigentes, por un total de 2,1 mbd, más allá de abril, que ahora podría intentar regresar al mercado.

El pasado fin de semana, Arabia Saudí anunció rebajas sustanciales en el precio de su crudo y la intención de aumentar considerablemente su bombeo de hasta 12,3 mbd, 2,6 mbd más que en febrero, según las estimaciones publicadas hoy por la propia OPEP.

MÁS OFERTA

Y este miércoles Riad añadió más leña al fuego a lo que ya se considera una “guerra de precios” con el anuncio de su compañía Aramco, la mayor petrolera del mundo, de incrementar su capacidad productiva incluso hasta los 13 mbd.

Con ello, pretende relegar a Rusia del segundo al tercer lugar como mayor productor del planeta y podría causarle un gran daño al petróleo de esquisto de Estados Unidos, que han convertido a ese país no miembro de la OPEP en el número uno como productor de crudo.

LUCHA POR CONQUISTAR MERCADO

La batalla por conquistar mercado tiene lugar en uno de los peores momentos para la OPEP: con la demanda por los suelos, ve que seguirá aumentando la producción rival, hasta 64,40 mbd desde los 62,70 mbd de 2019.

Con ello, ha rebajado drásticamente su previsión sobre el volumen de barriles que el mundo requerirá de sus trece socios, hasta 28,18 mbd, un 5,8 % menos que en 2019, lo que supone una drástica caída de su presencia en el mercado.

En febrero el bombeo de la OPEP cayó en 0,54 mbd hasta 27,7 mbd, sobre todo por los problemas de la industria en Libia.

Wanda Rudich

Acerca de ProfesionalesHoy 33858 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy