El BoJ inyecta 5.918 millones de euros para mitigar el pánico bursátil

Tokio, 13 mar (EFE).- El Banco de Japón (BoJ) realizó hoy una inyección en el sistema financiero de 700.000 millones de yenes (5.918 millones de euros/ 6.631 millones de dólares) a través de compra de bonos soberanos, para mitigar la volatilidad en los mercados por la pandemia de coronavirus.

El banco central nipón efectuó esta aportación masiva de liquidez en dos tramos durante este viernes, en una jornada de extrema volatilidad para la Bolsa de Tokio, en la que su principal indicador, el Nikkei, llegó a desplomarse más de un 10 %.

Responsables del BoJ y del Gobierno nipón mantuvieron hoy una reunión extraordinaria en medio de la nueva caída bursátil, tras la cual el director de Finanzas del Ejecutivo, Yoshiki Takeuchi, afirmó que las autoridades niponas “observarían las tendencias de nerviosismo en el mercado y responderían de forma adecuada cuando fuera necesario”.

El banco central nipón lleva a cabo desde 2013 un cuantioso programa de compra de bonos estatales con el objetivo de que el rendimiento de estos valores de deuda con un plazo de 10 años se mantenga en torno al 0 %, en el marco de su amplia estrategia de flexibilización monetaria.

El Nikkei de la Bolsa tokiota cayó con fuerza tras el arranque y llegó a perder la barrera psicológica de los 18.000 enteros por primera vez desde noviembre de 2016, cuando el Reino Unido gestaba el Brexit, su salida de la Unión Europea.

A lo largo de la jornada, el índice referencial moderó su desplome y recuperó terreno, aunque al final terminó con un retroceso del 6,08 %.

El parqué tokiota vivió así otra jornada marcada por el pánico después de que Wall Street cerrara en la víspera con un hundimiento del 10 % de su índice principal, el Dow Jones de Industriales, tras la suspensión de los viajes desde Europa a Estados Unidos y pese a la drástica inyección de liquidez anunciada por la Reserva Federal estadounidense (Fed).

Además de la reunión de emergencia convocada hacia mitad de sesión por el Ejecutivo y el banco central, el titular nipón de Finanzas y viceprimer ministro, Taro Aso, compareció para hacer un llamamiento a la calma.

“La preocupación por el futuro incierto es uno de los factores del fuerte movimiento en el mercado. Sin embargo, la situación financiera de las empresas japoneses no está mal, independientemente de su valor en Bolsa”, dijo Aso.

Acerca de ProfesionalesHoy 30564 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy