El Nikkei cae un 8 % al descanso tras la debacle bursátil global por coronavirus

Tokio, 13 mar (EFE).- La Bolsa de Tokio llegó este viernes a la media sesión con un desplome cercano al 8 % tras el jueves negro en los mercados mundiales a raíz de la propagación del coronavirus y el endurecimiento de restricciones y medidas para su contención.

En el descanso de mitad de negociación, el índice de referencia Nikkei cayó 1.478,49 puntos, un 7,97 %, y se situó en 17.081,14 puntos, por debajo de la barrera psicológica de los 18.000 enteros por primera vez desde noviembre de 2016, cuando el Reino Unido gestaba el Brexit, su salida de la Unión Europea.

El selectivo llegó a caer un 10,07 % durante el primer tramo y a acumular un descenso de 1.869 puntos, su mayor caída en 30 años.

El Topix, que agrupa a la firmas de la primera sección, las de mayor capitalización del mercado, retrocedió en la media sesión 95,59 puntos, un 7,2 %, y se situó en 1.232,29 unidades.

El parqué tokiota abrió con una caída moderada del 2 % y en pocos minutos entró en caída libre, tras asimilar los récords de caídas a nivel mundial ante la preocupación por las medidas de contención de virus cada vez más duras y lo que para los inversores está siendo una respuesta insuficiente por parte de las autoridades financieras.

En Wall Street, mercado de gran influencia para Tokio, el índice principal, el Dow Jones de Industriales, se desplomó un 10 % en su peor caída desde el denominado “lunes negro” de 1987, tras la suspensión de viajes desde Europa a Estados Unidos y pese a la drástica inyección de liquidez anunciada por la Reserva Federal estadounidense.

Las principales bolsas europeas también habían sufrido horas antes desplomes de entre el 10,9 % y el 16.91 %.

En mitad del caos bursátil en Tokio, el ministro japonés de Finanzas, Taro Aso, compareció para hacer un llamamiento a la calma.

“La preocupación por el futuro incierto es uno de los factores del fuerte movimiento en el mercado. Sin embargo, la situación financiera de las empresas japoneses no está mal, independientemente de su valor en Bolsa”, dijo el también viceprimer ministro nipón.

Aso señaló que el estado de la Bolsa de Tokio es consecuencia de “una situación externa a Japón” y que es necesario analizar su evolución y tomar medidas “inmediatamente” para asegurar el empleo y liquidez para las empresas. “Hemos pedido a los bancos que cuiden a las PYME para que puedan tener acceso a fondos”, aseguró.

Los mercados, que llevan semanas notando el impacto de la crisis del coronavirus desatada en China, han entrado en pánico desde que la propagación del patógeno se acentuara fuera de ese país asiático y empezara a sacudir sus sistemas sanitarios y financieros.

Las 225 firmas que cotizan en el Nikkei llegaron a la media sesión con pérdidas, entre las más agudas la de la petrolera Inpex, que se dejaba un 13,19 %.

El fabricante del vehículos Nissan fue el conglomerado que mejor sorteaba las penurias, con un descenso del 3,43 %.

El grupo de telecomunicaciones Softbank acumulaba el mayor volumen de operaciones y una caída del 6,93 %.

En la primera sección, 2.158 empresas cayeron al descanso, sólo 6 avanzaron y una llegó sin cambios.

Acerca de ProfesionalesHoy 30513 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy