El Ibex pierde un 20,85 % en la segunda peor semana de su historia

Madrid, 13 mar (EFE).- El Ibex 35, el selectivo de la Bolsa española, ha rebotado hoy un 3,73 % pero ha cerrado la segunda peor semana de su historia, con unas pérdidas acumuladas del 20,85 %, un descenso que solo se superó tras la quiebra de Lehman Brothers en 2008.

Las inyecciones de liquidez anunciadas por la Reserva Federal de EEUU, el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón, y las medidas anunciadas por la Comisión Europea (CE) y Alemania han dado un respiro a los mercados bursátiles europeos en una semana de pánico entre los inversores por la expansión del coronavirus.

Tras prohibir anoche la Comisión Nacional del Merado de Valores (CNMV) las ventas en corto (que persiguen hacer caer el precio de una acción) durante la jornada del viernes, el Ibex ha cerrado hoy con una subida del 3,73 %, hasta 6.629 puntos.

Sin embargo, el rebote del viernes apenas ha logrado limar las pérdidas del resto de la semana, que rozan el 21 %, en especial la de ayer, que fue del 14 %, la mayor de la historia del Ibex.

Desde el 19 de febrero, cuando alcanzó los 10.083 puntos, el selectivo de la Bolsa española ha bajado un 34 % y su capitalización ha descendido en más de 178.000 millones de euros.

En cuanto al resto de las bolsas europeas, en la jornada del viernes, Milán ha subido un 7,12 %; Londres, un 2,46 %; París, un 1,83 %; y Fráncfort, un 0,77 %.

En el conjunto de la semana, sin embargo, Milán ha perdido un 23,3 %; Fráncfort, un 20,1 %; París, un 19,86 %; y Londres, un 16,97 %.

El cambio de tendencia en la sesión del viernes no ha llegado a las bolsas asiáticas, que han cerrado con pérdidas lastradas por el desplome ayer de Wall Street, que bajó el 10 %, el mayor descenso desde el “crash” de 1987.

Con estos condicionantes, Tokio ha caído un 6,08 %; Hong Kong, un 1,14 %; Shanghái, un 1,23 %; y Seúl, un 3,43 %.

En Wall Street, el Dow Jones sube ahora en torno al 3 %.

Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de IE Business School, considera que los mercados están “absolutamente tensionados” y que lo peor es que la situación actual puede prolongarse.

“No sería extraño ver caídas mayores en las próximas semanas en función de cómo evolucionen los acontecimientos, de qué medidas tomen las autoridades y con qué velocidad y con qué intensidad se vaya propagando la epidemia”, ha explicado a EFE.

Los analistas creen que las medidas adoptadas hasta ahora por los bancos centrales ayudan a calmar la situación pero no son suficientes para afrontar una crisis como la actual.

Esty Dwek, de Natixis Investment Managers,ha recalcado que las medidas fiscales por parte de los gobiernos son “absolutamente necesarias”.

En la misma línea, Stefan Rondorf, de Allianz Global Investors, subraya que los bajos tipos de interés, por si solos, “no estimularán la economía ni ayudarán a solventar los cuellos de botella de las cadenas de suministro”.

No obstante, cree que es importante que los bancos centrales ayuden a mantener la calma y eviten que las primas de riesgo se expandan excesivamente manteniendo estables los flujos de liquidez.

Después de que algunos gobiernos anunciaran planes de estímulo, la Comisión Europea (CE) ha avanzado hoy que espera movilizar una inversión de hasta 37.000 millones de euros que se destinarán a sanidad, empleo y pymes.

Además, los dirigentes del G7, que agrupa a los países más ricos del mundo, celebrarán el próximo lunes una cumbre extraordinaria por videoconferencia para coordinar su respuesta ante la crisis del coronavirus.

De momento, el Gobierno alemán ha comprometido este viernes un programa de créditos para empresas “sin límites” para evitar problemas de liquidez en su tejido empresarial.

Desde el lado de los bancos centrales, la Reserva Federal de EEUU anunció el jueves que inyectará 1,5 billones de dólares en el sistema financiero para atajar los efectos del coronavirus en los mercados. La Fed ofreció ayer 500.000 millones de dólares en valores a tres meses, a los que se sumará hoy un billón de dólares adicional.

En la misma línea, el Banco de Japón ha realizado hoy una inyección en el sistema financiero de 700.000 millones de yenes (5.918 millones de euros/ 6.631 millones de dólares) a través de compra de bonos soberanos, para mitigar la volatilidad en los mercados.

El BCE anunció ayer que comprará deuda por 120.000 millones de euros adicionales hasta final de año. Además, impulsará nuevas operaciones de liquidez a largo plazo para que el sistema financiero tenga suficiente liquidez.

Acerca de ProfesionalesHoy 33918 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy