Colas de viajeros en Sants y El Prat para acelerar las salidas en un ambiente de calma

Barcelona, 14 mar (EFE).- Los principales nudos de transporte en Cataluña, la estación ferroviaria de Sants y el aeropuerto de Barcelona-El Prat, han desarrollado este sábado su actividad en un ambiente de normalidad, aunque se han visto colas de viajeros que intentaban cambiar billetes para salir de la ciudad.

En el aeropuerto de El Prat, la tranquilidad ha sido la nota dominante durante toda la jornada, pese a las colas de unas 60 o 70 personas que se han visto en algunos momentos ante los mostradores de atención al público de Vueling e Iberia, en la terminal T-1.

La mayoría de las personas que hacían cola son viajeros extranjeros, muchos turistas, que han acudido al aeropuerto para intentar agilizar la salida hacia sus países de origen, ante la excepcionalidad que se vive en España por el impacto del coronavirus.

Todos los viajeros consultados por Efe se han mostrado resignados ante la eventualidad de tener que realizar largas conexiones para poder llegar a sus destinos, una circunstancia que han asegurado comprender perfectamente dada la situación.

En los espacios del aeropuerto son muchos los ciudadanos que utilizan mascarillas, más de los que se pueden encontrar estos días por la calle.

Quizás el uso bastante extendido de este instrumento pensado para prevenir contagios y la incertidumbre con la que se viven estos momentos explica el silencio que reinaba este sábado, muy poco habitual en esta infraestructura, según ha señalado a Efe un usuario.

Fuentes del aeropuerto han apuntado que los acontecimientos en torno a la gestión de la crisis del coronavirus están provocando que las aerolíneas reconfiguren permanentemente su operativa y reubiquen a los pasajeros, lo que hace difícil dar cifras concretas sobre los movimientos de aeronaves.

En la estación de Sants, la afluencia de viajeros ha sido más o menos la normal en un sábado, por lo que han producido ni saturaciones ni aglomeraciones, según ha explicado a Efe un portavoz de Renfe.

“La situación que se vive es de normalidad dadas las circunstancias”, ha señalado este portavoz.

Así, se ha dado el caso de viajeros que se han acercado a la principal estación ferroviaria de Cataluña para intentar cambiar billetes comprados con anterioridad y adelantar la fecha de salida, adelantándose a una eventual restricción de movimientos en todo el territorio español.

El llamamiento a la ciudadanía a quedarse en casa y los cierres generalizados de comercios, bares y otros locales han tenido como primera consecuencia la caída del 51 % del número de pasajeros del servicio ferroviario de Rodalies en Cataluña en relación a un sábado normal.

Este dato es un indicador más de la actitud con la que la población está haciendo frente a la pandemia del coronavirus, que ha llevado al Gobierno a decretar el estado de alarma.

Fuentes del gestor ferroviario han señalado que, a priori, el número de viajeros de Rodalies podría descender más en las próximas horas en función de las medidas restrictivas para la movilidad de los ciudadanos que apruebe el Ejecutivo español.

Acerca de ProfesionalesHoy 33775 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy