El coste por empleado marcó máximos en 2019, impulsado por alza de SMI

Madrid, 17 mar (EFE).- El coste de las empresas por trabajador aumentó un 2,3 % interanual al cierre de 2019, al mayor ritmo desde 2008, y se situó en los 2.755,15 euros mensuales, una cifra nunca antes alcanzada, gracias al impulso que supuso el incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) aplicado el año pasado, el mayor de la Democracia.

Con esta subida del cuarto trimestre, los costes laborales subieron durante todo el año pasado por encima del 2 % como consecuencia del alza de los costes salariales y de las cotizaciones sociales derivadas del incremento del 22,3 % del SMI y de las bases de cotización desde el 1 de enero de este año.

De acuerdo con los datos de la encuesta trimestral del coste laboral (ETCL) actualizada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el coste salarial por trabajador y mes (que incluye salario base, complementos, pagos por horas extraordinarias y atrasos en términos brutos) subió el 1,8 % y alcanzó los 2.075,43 euros de media.

Mientras, los otros costes crecieron el 4 %, hasta 679,72 euros por trabajador y mes y, su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, subieron también el 4 %, hasta los 625,98 euros.

El incremento del SMI aplicado por el Gobierno el pasado año implicó un alza de la base mínima de cotización a la Seguridad Social en la misma cuantía, al tiempo que la base máxima creció un 7 %.

A estas medidas se sumaron las directrices de patronal y sindicatos en su acuerdo de negociación colectiva, en el que recomendaban para el trienio 2018-2020 aumentar los salarios en convenio un 2 %, más un punto adicional en función de la evolución de cada empresa o sector.

Dentro de los otros costes, las percepciones no salariales subieron el 3,6 %, debido tanto al aumento de las prestaciones sociales directas (menos indemnizaciones por despido) como al de otras, como las indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, pequeño utillaje, ropa de trabajo o selección de personal.

También aumentaron un 1,9 % el coste de las subvenciones y bonificaciones, hasta los 16,74 euros.

Si se tiene en cuenta el tipo de jornada, la diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial fue de 5,4 euros por hora (17,03 euros para tiempo completo, frente a 11,63 para tiempo parcial).

La encuesta del INE subraya que si se excluye el factor variable de los salarios (pagas extraordinarios y atrasos), se obtiene el coste salarial ordinario, que aumentó el 2 %.

También informa de que el coste laboral por hora creció el 2 % respecto al cuarto trimestre del año anterior, como consecuencia del aumento del 0,3 % del número de horas efectivas de trabajo.

Por sectores, el mayor incremento de los costes laborales se dio en los servicios, donde la partida salarial creció un 2,6 % y los otros costes un 4,5 %, si bien fue la construcción la que elevó en mayor medida los gastos salariales, en un 2,3 %, lo que dejó los costes laborales totales con un aumento del 2,4 %.

La industria, por su parte, marcó la menor alza laboral (1,2 %), debido al menor incremento de los salariales (0,7 %).

En cuanto a las actividades, el crecimiento del coste laboral fue mayor en el suministro de educación y otros servicios (ambas con un 4,8 %), en tanto que, por el contrario, suministro energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (0,7 %) e industria manufacturera (1,1 %).

Para el responsable del gabinete económico de CCOO, Carlos Martín, este incremento salarial por fin refleja que los trabajadores comienzan a participar de la etapa de crecimiento iniciada en 2014 y “supone una importante ganancia de poder de compra frente a unos precios que crecieron un 0,7 %”.

Acerca de ProfesionalesHoy 33937 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy