Volkswagen para la producción de forma temporal en Europa por el coronavirus

Fráncfort (Alemania) 17 mar (EFECOM).- El grupo automovilístico alemán Volkswagen, al que pertenecen marcas como Volskwagen, Audi, Porsche y Seat, va a parar de forma temporal la producción en Europa para evitar la propagación del coronavirus y porque observa que cae la demanda automovilística.

El presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, explicó hoy en la rueda de prensa de presentación de los resultados de 2019, que por primera vez en la historia de la compañía fue virtual debido al coronavirus, que “el 2020 es un año muy difícil” porque la pandemia de coronavirus les presenta “desafíos operacionales y financieros desconocidos”.

Diess anunció que van a interrumpir esta semana la producción en las fábricas españolas, en Setubal en Portugal, en Bratislava en Eslovaquia, y en las fábricas de Lamborghini y Ducati en Italia.

En realidad, en las factorías de España e Italia ya se ha interrumpido la producción desde comienzos de esta semana.

La mayor parte de las fábricas en Alemania y otras europeas del consorcio se prepara para una interrupción de la producción durante dos semanas, a partir del sábado, según el comité de empresa.

Las marcas del grupo van a dar más información sobre las interrupciones de la producción.

“El objetivo principal es ralentizar tanto como sea posible la propagación del coronavirus y para ello Volkswagen ha aprobado numerosas medidas”, dijo Diess.

“Nuestro plan es interrumpir la producción para frenar la propagación y es necesario hacerlo no demasiado pronto, ni demasiado tarde”, añadió el presidente del grupo Volkswagen, compañía que emplea a 670.000 personas en todo el mundo.

“En vista del notable empeoramiento de las ventas y la inseguridad en el suministro de componentes de nuestras marcas se van a producir interrupciones de la producción en las fábricas de nuestras marcas”, advirtió Diess.

Sin embargo, hasta ahora la cadena de suministro no se ha visto interrumpida de forma considerable.

En China, donde surgió el brote del nuevo coronavirus, el grupo Volkswagen ha reiniciado de nuevo la producción excepto en las factorías en Changsha y Urumqi.

Para las fábricas en EE.UU. y México, Diess no ve de momento consecuencias por el coronavirus.

El director de Finanzas y Tecnologías de la Información, Frank Witter, indicó que es casi imposible hacer una previsión fiable para 2020 a causa de un entorno de mercado que sigue cambiando.

“Actualmente la propagación del coronavirus afecta a la economía mundial. Es incierto con qué gravedad y duración va a afectar al consorcio Volkswagen. Por ello no es posible realizar un pronóstico fiable en estos momentos”, según Witter.

Algunos empleados de la fábrica alemana de Baunatal y en la sede central en Wolfsburg se han contagiado del coronavirus.

Volkswagen ha intensificado ahora en Alemania las medidas higiénicas, como ya hizo en China cuando surgió el brote, aplica instrucciones de distancia entre las personas y ha cerrado las cafeterías en sus fábricas.

También ha limitado los viajes de trabajo y pospuesto las reuniones de grupos grandes de personas.

Las ventas del grupo Volkswagen bajaron en febrero en China con fuerza, un 75 %, pero en marzo se ha producido ya una estabilización.

La propagación del coronavirus, que no va a frenar los planes de electrificación del grupo, ha acaparado la atención de la presentación de las cifras del año pasado, que han quedado relegadas a un segundo plano, pese a ser buenas.

Diess consideró que “el 2019 fue un año de éxito para el consorcio con la mejora de los resultados financieros en casi todas las marcas”, en el que han establecido el trabajo preliminar para todos los cambios relevantes.

El grupo automovilístico alemán Volkswagen tuvo un beneficio neto atribuido de 13.346 millones de euros en 2019, un 12,8 % más que en 2018, tras el pequeño aumento de las entregas y pese a las dificultades en China.

La facturación mejoró el pasado ejercicio hasta 252.632 millones de euros (7,1 %), y el resultado operativo se incrementó hasta 16.960 millones de euros (21,8 %) tras la caída de los extraordinarios negativos por la manipulación de los motores diésel, que en 2018 habían sido más elevado.

Arantxa Iñiguez

Acerca de ProfesionalesHoy 33919 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy