Inditex sacrifica parte de su beneficio por el coronavirus y aplaza el dividendo

Madrid, 18 mar (EFE).- La pandemia del coronavirus ha impactado en las cuentas del ejercicio pasado de Inditex, en las que ha hecho una provisión de 287 millones de euros para cubrir los efectos de la crisis, lo que ha dejado su beneficio neto en 3.639 millones de euros, un 6 % más, y le ha llevado a aplazar el reparto de dividendo.

Las medidas para intentar parar los contagios por el coronavirus adoptadas en muchos países también afectan a su actividad en el actual ejercicio fiscal, que empezó en febrero pasado, y han supuesto una caída de ventas del 24 % en la primera quincena de marzo y del 4,9 % desde el 1 de febrero.

La compañía, propietaria de marcas como Zara, Massimo Dutti, considera que la incertidumbre actual aconseja aplazar la decisión de repartir dividendo por el beneficio obtenido y de momento lo ha destinado a reservas. El Consejo de Administración decidirá antes de la Junta de Accionistas, prevista para el próximo mes de julio, sobre el reparto del resultado entre los accionistas.

A pesar de la situación creada por la pandemia, el presidente de la compañía, Pablo Isla, ha señalado que se superarán “estos momentos difíciles”, al tiempo que ha transmitido “un mensaje de confianza total en las decisiones de las autoridades sanitarias”.

Isla ha situado como “objetivo prioritario” de la compañía preservar el empleo del grupo y ha dicho que para ello “estudiará todas las herramientas que el Gobierno ha puesto a disposición de las empresas”.

Asimismo, ha ofrecido la capacidad logística y de aprovisionamiento de la empresa, especialmente desde China, para atender situaciones de urgencia y ha indicado que estudia la viabilidad de convertir parte de su fabricación textil en producción de material sanitario.

Según la información remitida por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las ventas del grupo en su ejercicio fiscal 2019 (febrero de 2019-enero de 2020) aumentaron el 8 %, hasta 28.286 millones de euros.

La venta a través de internet, una de las grandes apuestas de la compañía, creció el 23 % y sumó 3.900 millones, el 14 % del total, mientras que las páginas web del grupo registraron más de 4.000 millones de visitas, mil más que en el ejercicio anterior.

A lo largo del año 2020 las ocho marcas del grupo (Zara, Massimo Dutti, Pull&Bear, Uterqüe, Zara Home, Stradivarius, Bershka y Oysho) tendrán sus productos disponibles para su compra online en cualquier parte del mundo.

Durante el ejercicio fiscal pasado, Zara abrió tiendas online específicas en Brasil, Suráfrica, Ucrania, Filipinas, Colombia, Emiratos Árabes, Kuwait, Omán, Qatar, Kuwait, Jordania, Bahréin, Arabia Saudí, Egipto, Indonesia, Israel, Líbano, Marruecos y Serbia.

En cuanto al resultado bruto de explotación (Ebitda), alcanzó los 7.598 millones, un 39 % más, aunque sin la provisión mencionada más arriba el incremento habría sido del 44 %. Sin el efecto de la provisión el beneficio neto del grupo habría crecido el 12 %, en vez del 6 %.

El margen bruto se situó en 15.806 millones, lo que supone un aumento del 7 %, y representó el 55,9 % de las ventas.

El grupo invirtió 1.200 millones en su plataforma integrada de tiendas y online, que sirve ya a más de 200 países -66 de ellos con plataformas locales integradas de tienda y online- desde 7.469 tiendas y 44 almacenes online en todo el mundo.

En lo relativo a la digitalización de la compañía y la sostenibilidad, Inditex ha destacado que el sistema de identificación por radiofrecuencia (RFID), está ya plenamente desplegado en Zara, Massimo Dutti y Uterqüe y culminará su incorporación en todas las marcas a lo largo de este año.

De esta forma, el Sistema Integrado de Gestión del Stock, actualmente desarrollado por completo en Zara, completará su implantación en todas las marcas en 2020.

Acerca de ProfesionalesHoy 32637 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy