Hoteles a contrarreloj para cumplir el cierre el día 26 y no dejar nadie varado

Madrid, 20 mar (EFE).- Los hoteles que todavía quedan abiertos trabajan contrarreloj para cumplir la orden de cierre del Gobierno antes del próximo jueves, pero tratan de no dejar a sus clientes varados, como en el caso de loa establecimientos de Canarias donde aún quedan 50.000 turistas pendientes de regresar a sus lugares de origen.

En las islas Canarias está previsto que este viernes abandonen las islas 30.000 turistas pero quedan 50.000 más por colocar en vuelos de vuelta a sus casas en el Reino Unido, Irlanda, Alemania, Austria, Suiza, Italia, Noruega, Suecia, Bélgica, Holanda, Francia y Polonia.

El archipiélago será precisamente la comunidad más afectada por esta crisis repentina, que se produce pocos meses después de que el sector haya comenzado a levantar cabeza tras la caída del touroperador británico Thomas Cook en una comunidad en la que en torno a un 35 % de su economía depende del turismo (12,3 % en el conjunto nacional).

Abogados y administradores concursales consultados por Efe aventuran una cascada de concursos de acreedores, especialmente en el sector turístico, que será uno de los grandes perjudicados no sólo entre las pymes, sino también de grandes compañías, siempre tan dependientes de la afluencia de turistas extranjeros.

De hecho, las dos grandes cadenas hoteleras que cotizan en la bolsa española, Meliá y NH, acumulan pérdidas del 20 y el 25 % respectivamente esta semana, la primera desde que se declaró el estado de alarma.

De cumplirse los presagios, esta pandemia conseguiría lo que ni el “Brexit” pudo lograr: romper las rachas de máximos históricos constantes durante casi una década tanto en gasto de turistas extranjeros en España (92.278 millones en 2019, un 2,8 % más que en 2018) como en llegadas internacionales (83,7 millones, el 1,1 % más).

El turismo es el sector con mayor peso en la economía española, con un valor equivalente al 12,3 % del PIB, o 147.946 millones de euros (datos de 2018, los últimos anuales que tiene cerrados el INE) y que en tres años ha ganado 1,3 puntos en peso en la producción nacional.

Además, da empleo de forma directa a 2,62 millones de personas, el 12,7 % del total. El aumento en empleo sobre 2015 es de 0,6 puntos porcentuales, prácticamente la mitad de lo que crece la aportación al PIB, lo que significa que el sector es más eficiente y gana productividad.

Al tiempo, el turismo contribuye a sanear la balanza exterior de la economía, porque el desequilibrio de 29.326 millones de euros en los intercambios comerciales de 2018 (último ejercicio completo disponible en las estadísticas del Banco de España) se ve compensado por la aportación positiva de la balanza de servicios, con un superávit de 61.948 millones, de los que 46.332 millones corresponden al turismo.

España recibe cada año más de 80 millones de turistas, casi el doble de su población. Concretamente en 2019, según el INE, entraron 83,7 millones (el 1,1 % más que en 2018), que vienen sobre todo de Reino Unido, Alemania y Francia.

El destino preferente de los extranjeros es Cataluña, que recibió 19,4 millones de turistas, sobre todo franceses; seguida de Baleares, con 13,7 millones y Canarias, con 13,1 millones, aunque en número de pernoctaciones gana Canarias.

El grueso de los que llegan vienen para hacer turismo (73,1 millones, el 1,3 % más) aunque el crecimiento es mucho más elevado entre los que vienen por motivos profesionales (5,4 millones, el 7,3 % de aumento).

Los datos estadísticos muestran también que el gasto medio por turista se situó al cierre de 2019 en 1.102 euros, un 1,7 % más, y el gasto medio diario se situó en 154 euros, un 5,8 % más que un año antes.

A cierre de 2019 había en España 12.559 establecimientos hoteleros abiertos, con 550.476 habitaciones y 1,137 millones de plazas, atendidas por 162.420 empleados.

Los 1.928 hoteles de cuatro estrellas son los que concentran el mayor número de habitaciones, un total de 244.318, así como de plazas (519.749) seguidos de lejos por los de tres estrellas, con 119.770 habitaciones y 253.024 plazas.

En consecuencia, el mayor volumen de empleo se da en los hoteles de cuatro estrellas, que tenían a cierre de 2019 un total de 80.547 trabajadores.

El número de hoteles de cinco estrellas es mucho más corto (281), con 42.829 habitaciones y 90.352 plazas, aunque son más intensivos en empleo y dan trabajo a 28.691 personas.

Acerca de ProfesionalesHoy 33913 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy