Seat gana 346 millones en 2019, un récord, y asume se abre una etapa difícil

Barcelona, 25 mar (EFE).- La automovilística Seat cerró 2019 con un beneficio después de impuestos de 346 millones de euros, un 17,5 % más que el año anterior, una cifra récord que considera le permite afrontar “con garantías” un 2020 en el que notará el impacto del coronavirus y la caída de los mercados.

Los resultados de la marca española, filial del Grupo Volkswagen, siguen la línea positiva de los últimos cuatro años y marcan el punto más álgido de la compañía, con un volumen de negocio de 11.157 millones de euros, un 11,7 % más, gracias al impulso de las ventas, según las cifras facilitadas este miércoles por Seat.

El presidente de Seat y vicepresidente de Finanzas, Carsten Iseense, ha destacado que estos números son “una base sólida” para encarar el futuro y ha apuntado que trabajarán “de forma muy intensa para afrontar los distintos retos que afectarán” a su negocio.

En un comunicado, el máximo ejecutivo de Seat se ha referido a los efectos del coronavirus, que “impide cualquier estimación fiable” sobre los resultados para 2020.

  Iseense, que sustituyó hace pocos meses en la presidencia a Luca de Meo, ha subrayado que la compañía está dirigida ahora a aplicar medidas “para asegurar la liquidez” hasta que pase la crisis, momento en el que “la prioridad será retomar lo antes posible la producción y las ventas”.

La planta de Seat en Martorell (Barcelona) se encuentra paralizada, como lo están todas las fábricas de coches en España, como consecuencia de la crisis del coronavirus, y la compañía ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para sus algo más de 14.000 empleados.

Además del COVID-19, la marca tiene que hacer frente a incertidumbres en el Reino Unido, su tercer mercado, y en Argelia, donde ha tenido que paralizar la fabricación, mientras que ha tomado decisiones importantes como aplazar su entrada en China.

La marca ha dejado también de liderar el desarrollo de la plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB) del Grupo Volkswagen para vehículos eléctricos pequeños y pasa a ser un colaborador de la firma Volkswagen, que asume esta responsabilidad.

Respecto a las ventas, Seat volvió a marcar un récord por segundo año consecutivo al alcanzar la cifra de 574.078 unidades entregadas, un 10,9 % más, consiguiendo aumentar un 4,2 % el ingreso medio por vehículo, gracias en especial a los SUV (todoterrenos urbanos).

De hecho, el 44 % de los coches vendidos por Seat en 2019 fue un SUV -Arona, Ateca o Tarraco-, mientras que también contribuyó Cupra, con 24.662 unidades vendidas, un 71,8 % más que un año antes.

Entre otros indicadores, destaca que el beneficio operativo aumentó un 57,5 %, hasta 352 millones de euros, y que el volumen de negocio avanzó un 11,7 %, hasta 11.157 millones de euros.

Además, el flujo de caja operativo creció un 56,2 %, hasta 1.092 millones, y la compañía destinó 1.259 millones de euros a inversiones y gastos en I+D, un 3 % más, con la vista puesta en la electrificación de sus modelos.

Tras exportar por valor de 9.014 millones de euros -el 81 % de su volumen de negocio-, Seat se plantea ahora crecer en América Latina, con la mirada puesta en especial en México, aunque también cuenta con crecer en Chile, Colombia y Perú.

En Europa, volvió a batir otro récord de ventas en Alemania, con 132.537 vehículos comercializados, un 16,1 % más, mientras que en España entregó 107.954 vehículos, un 0,2 % más, una cifra que la puso al frente de las ventas del sector.

Por su parte, el consejero delegado de Cupra -la marca deportiva filial de Seat-, Wayne Griffiths, se ha mostrado convencido de que la firma “será clave para impulsar el margen operativo de la compañía a largo plazo”, después de que este 2019 haya crecido a doble dígito.

El también vicepresidente Comercial de Seat ha asegurado que el objetivo es mejorar la rentabilidad de las ventas y estabilizar la cuota de mercado.

Por otra parte, la producción de vehículos Seat creció un 12,1 % en 2019 y llegó a una cifra récord de 592.019 coches, con fabricación en Martorell, Kvasiny y Mladá Boleslav (República Checa), Wolfsburg y Zwickau (Alemania), Palmela (Portugal) y Bratislava (Eslovaquia).

En Martorell, la fábrica más grande de coches de toda España y que se encuentra ya al 90 % de su capacidad, se ensamblaron 500.005 vehículos, un 5,4 % más, pese al paro en la producción por el incendio en las instalaciones de un proveedor.

Los planes para 2020 son iniciar la fabricación del nuevo León, bajo la enseña de Seat y de Cupra, y el Cupra Formentor, además de empezar a ensamblar vehículos electrificados con las versiones híbridas enchufables de la familia del León.

Una de las consecuencias de los resultados récords de Seat es que los empleados cobrarán una paga de beneficios extraordinaria de 1.550 euros, la más alta que han recibido hasta ahora.

Acerca de ProfesionalesHoy 32637 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy