El textil prevé una situación “dramática” con caídas de las ventas a la mitad

Madrid, 31 mar (EFE).- El sector textil advierte de que su facturación durante el conjunto del año caerá al menos a la mitad a causa de la crisis del coronavirus y que cuando se suspenda el estado de alarma y se puedan reabrir las tiendas, su situación será “dramática”, consciente de que su negocio online aún es poco representativo.

En una entrevista con Efe, Eduardo Zamácola, presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), en la que están representadas más de 800 empresas con 15.000 puntos de venta y más 80.000 trabajadores en España, ha dicho que es generalizada la percepción de que la facturación este año va a caer entre el 40 y 50 %.

Ante esa situación, que califica de “dramática”, Zamácola explica que el sector textil ha cancelado el 30 % de los pedidos, ya que cuando pueda volver a la actividad, según prevé en junio, tendrá todo el stock acumulado de seis meses de la temporada de primavera-verano.

Además, será difícil recuperar la normalidad y que los clientes acudan “en masa” a las tiendas, para lo que, según ha explicado, se podría apostar por descuentos “muy agresivos” para animar al consumo, así como por “alargar la temporada” y retrasar las rebajas de verano hasta septiembre.

Jaume Miquel, presidente y consejero delegado del grupo Tendam (la firma de moda de marcas como Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield o Women’secret) también prevé caídas de doble dígito para las ventas del sector durante este año y teme, según ha explicado a Efe, que la recuperación del consumo no se produzca “ni en el primer semestre, ni en el segundo”.

Desde Inditex, recientemente su presidente, Pablo Isla, señaló que una de las claves del modelo de negocio de la compañía es “mantener un nivel bajo de inventario” basado “en una producción en series cortas y flexible según la demanda”.

Adolfo Domínguez tiene “preparados todos los escenarios, incluida la comercialización de la colección primavera-verano”, pero ve imposible saber cómo va a evolucionar la situación y por tanto hacer cálculos. “Es un escenario cambiante que analizamos a diario”, ha subrayado a Efe la firma gallega.

Mango de momento señala que el escenario en el que trabaja es uno en el que el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que ha presentado tenga la duración mínima, que dure solo lo que el estado de alarma que ha obligado a cerrar las tiendas.

Desde la Confederación Moda España, en la que participan además de la citada Acotex, la Federación Española de Empresas de la Confección (FedeconI), la Agrupación Española del Género de Punto (AEGP) o la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), entre otras, han evaluado las pérdidas de la temporada Primavera-Verano en el 70 %, llegándose en algunos casos hasta el 90 % y en torno al 50 % para la campaña de Otoño-Invierno 2020-21.

Moda España ha destacado que cuando se puedan abrir las tiendas, la temporada ya habrá pasado y al descenso de ventas y anulaciones, se sumará entonces la acumulación del stock producido.

A ello, según Moda España, habrá que añadir las devoluciones de recibos bancarios y aplazamientos de lo ya vendido y servido y que en este momento ya ronda el 70 %.

Por todo ello, desde Moda España se pide a las diferentes instituciones la adopción de “medidas urgentes”.

DIFICULTADES DE LA VENTA ONLINE

El sector es consciente de que el cierre de las tiendas no podrá ser compensado por la venta online, que ha caído un 82 % desde que comenzó esta crisis y sólo representaba el 8 % del total antes del estallido de la pandemia.

Para Zamácola, es lógico que en una situación como la actual los ciudadanos no estén pensando ahora en comprar desde casa porque “la moda ahora mismo no es un bien de primera necesidad”.

Carlos Gómez, director de Ventas Retail de Johnson Controls, especializada en tecnologías integradas y almacenamiento de energía y soluciones para minoristas, considera al respecto que aunque muchos compradores se estén dando cuenta en este momento de las bondades del comercio online, lo cierto es que en el caso de la ropa “los compradores necesitan tocar y probar los artículos”.

En su opinión, las cadenas de tiendas a partir de ahora tienen que entender que se enfrentan a una situación donde tener un adecuado equilibrio entre tiendas físicas y negocio a través de internet va a decantar el futuro de sus negocios.

Desde Kantar, compañía de estudios de mercado, investigación y análisis, su experta en consumo textil Pilar López ha señalado que “el comercio electrónico puede jugar un papel esencial a medio plazo para amortiguar la inactividad de las tiendas físicas especialmente durante la previsible reactivación paulatina de la normalidad comercial”.

Ha añadido que “el horizonte más cercano es crítico y de duración incierta, pero también es temporal y coyuntural desde el punto de vista del consumo”.

Acerca de ProfesionalesHoy 31537 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy