El Banco Santander revisará sus objetivos tras suspender el pago de dividendos

Madrid, 3 abr (EFE).- La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha admitido este viernes que el grupo tendrá que revisar su plan estratégico por la pandemia del coronavirus, la misma que ha hecho que se suspenda el pago del dividendo pendiente de 2019 y se cancele también la política de dividendos para 2020.

Durante su intervención en la junta de accionistas, Botín reconocía que es una mala noticia para “muchos miles de personas” que “valoran de manera especial el dividendo” y puede suponer “mayor presión financiera” para los accionistas, que anoche se enteraron por sorpresa de la decisión, tomada tras la recomendación del BCE.

La junta se ha celebrado por primera vez sin presencia física de accionistas y ha sido retransmitida desde la sede de Boadilla del Monte (Madrid), en lugar de hacerse en Santander, debido a las restricciones a la movilidad impuestas por el estado de alarma.

“El Covid-19 es una crisis sanitaria global que está derivando en una crisis económica y social sin precedentes” y por ello “la respuesta debe ser de todos y cada uno de nosotros”, ha dicho Botín, que también ha recordado con emoción a todos los enfermos y a las víctimas, entre ellas el presidente de Santander Portugal, Antonio Vieira, “un gran amigo”.

Botín ha explicado que la cancelación de ambos dividendos, el complementario de 2019 y el correspondiente a 2020, permitirán al banco disponer en total de “90.000 millones de euros de crédito adicional” para ofrecer a familias y empresas.

“Apoyando a las empresas y a las familias ahora, ayudaremos a la economía a recuperarse más rápido, a las personas a volver a sus trabajos y a generar el crecimiento que impulsará nuestro negocio y generará retornos a nuestros accionistas en el futuro”, ha dicho.

También ha reclamado a Europa una respuesta “más rápida y coordinada” ante la crisis del Covid-19 y que se apoye a los empresarios “para poder mantener los empleos en un entorno en el que la actividad se ha desplomado”, ya que es la vía para salir más rápidamente de la crisis.

Es el momento de que Europa muestre la cara más solidaria, con una respuesta fiscal “adecuada”, similar a la que ha dado el BCE, para reforzar la confianza de todos los ciudadanos en el proyecto europeo y “seguir avanzando en él”, ha dicho.

También los gobiernos “deben proporcionar a las empresas y los hogares la liquidez que necesitan para aguantar los próximos meses y así hacer que la crisis económica sea lo más breve posible y se evite la destrucción del tejido empresarial del país”.

En su opinión, los bancos están preparados para afrontar la crisis del coronavirus, que no es “financiera” como la de 2008 sino “sanitaria” y global, y las entidades son “parte de la solución”, como deben serlo los empresarios “creando empleo”.

Botín también ha agradecido a los empleados su trabajo y dedicación, sobre todo a los que siguen atendiendo al público en las oficinas, muchas de las cuales han cerrado temporalmente en los países más afectados, como España, para minimizar el riesgo.

Además, ha recordado que el banco se ha comprometido a no hacer ningún expediente de regulación de empleo en España y otros países, así como la creación de un fondo de ayuda para comprar equipos y material sanitario, dotado en su mayoría con un recorte de la retribución del equipo directivo y el consejo del banco y que se complementará con aportaciones voluntarias del resto de empleados.

Por su parte, el consejero delegado, José Antonio Álvarez, ha destacado la trayectoria de crecimiento que ha seguido el Grupo durante 2019, pese a la desaceleración económica, y ha explicado que, ante la incertidumbre actual por el Covid-19, trabajan con un escenario de corta duración y rápida recuperación y otro más largo, “cuyo impacto podría extenderse al próximo ejercicio”.

Al margen de las cuentas de 2019 y demás informes, la junta aprobó la reelección de Ana Botín como consejera ejecutiva, con un 98,31 % de votos a favor, así como las de Rodrigo Echenique, Esther Giménez-Salinas y Sol Daurella.

También autorizó el nombramiento como consejero externo de Luis Isasi, que será el presidente no ejecutivo de Santander España; el de Sergio Rial, que es el actual consejero delegado de Santander Brasil, como consejero ejecutivo, y la ratificación del nombramiento y reelección de la consejera independiente Pamela Walkden.

Acerca de ProfesionalesHoy 34406 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy