La hibernación finaliza con mayor incidencia en construcción y servicios

Madrid, 8 abr (EFE).- La hibernación de la actividad no esencial que concluye este jueves ha afectado en mayor medida a los servicios y a la construcción, y menos a la industria, con la economía funcionando al 55-60 %, según la patronal CEOE, y con una repercusión del permiso retribuido recuperable más baja de lo esperado, según CCOO y UGT.

La vicepresidenta para Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha dicho en rueda de prensa este miércoles que se vuelve a la situación previa a la hibernación y que todavía se tiene que decidir cómo será la vuelta progresiva a la normalidad a partir del levantamiento del estado de alarma, el 26 de abril.

La CEOE ha estimado que la actividad entre el 30 de abril y el 9 de abril habrá bajado al 55-60 % del nivel habitual, diez puntos menos respecto al 65-70 % al que se encontraba desde que se restringió con la declaración del estado de alarma, a mediados de marzo.

Los sindicatos entienden que la “deshibernación” será paulatina, lo que implicará niveles todavía bajos de actividad y podría derivar en que algunos de los trabajadores con permiso retribuido recuperable sean incorporados a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), según explica a EFE el secretario general de UGT, Pepe Álvarez.

El permiso es una nueva figura creada por el Gobierno con el decreto de hibernación, que en la práctica consiste en que las empresas siguen pagando a los trabajadores a cambio de que recuperen las horas antes de que acabe el año.

La secretaria de Acción Sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente, asegura que en el sindicato han detectado que el permiso retribuido recuperable ha tenido menos impacto del esperado, ya que hay empresas que han optado por presentar un ERTE por causa de fuerza mayor durante estos días.

CCOO también ha detectado empresas que han obligando a coger vacaciones a sus trabajadores durante este permiso retribuido, algo que ha dejado claro que es “ilegal” y que podrá ser denunciado.

La Inspección de Trabajo está actuando para comprobar que el permiso se está dando, según asegura a EFE la presidenta del sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social, Ana Ercoreca, que señala que, a partir del 9 de abril, se abre una segunda fase para ver si en la recuperación de horas se respeta la jornada semanal o los descansos mínimos.

Pese a la hibernación, CEOE señala que algunos sectores podrían haber incrementado su actividad, como los relacionados con la informática y la sanidad, en tanto que hay otros que han mantenido una “notable actividad”, como la alimentación y el sector químico.

Sobre la construcción, que ha parado prácticamente al cien por cien, Vicente explica que se ha llegado a un acuerdo con patronal y Gobierno para una reincorporación progresiva a partir del 12 de abril, empezando por la obra pública, que está en disposición de garantizar la protección individual, seguida de la obra civil y después de la rehabilitación.

El Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos ha solicitado para este regreso que se arbitren anticipos de obras a las empresas y también acopios, con el objetivo de “reforzar y adelantar el ritmo” de actividad.

La Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción (Cepoco) ha mostrado su preocupación sobre el abastecimiento de equipos de protección, pero ha considerado que el sector “tiene capacidad de reacción rápida para alcanzar los niveles necesarios de producción”.

Por su parte, la Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas (Hispalyt) ha celebrado la vuelta de la actividad tras la Semana Santa, aunque cree que la recuperación de la actividad y de la demanda nacional e internacional “va a ser complicada”.

También en la industria se va a constituir una comisión entre patronal y sindicatos para volver con garantías sobre la seguridad.

“Toda la industria no se podrá en marcha a partir del lunes porque no hay elementos de protección, ni en las grandes fábricas ni mucho menos en las pequeñas, y el elemento fundamental es la salud y la seguridad de las personas”, afirma Pepe Álvarez.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha dicho que espera que la vuelta al trabajo en las industrias que pararon la semana pasada sea muy normal, aunque ha señalado que se están analizando elementos para reforzar la seguridad en las plantas.

La preocupación de la industria pasa por la recuperación en otros sectores donde tienen sus clientes, como le ocurre a la industria papelera, cuya recuperación está también ligada a la de la hostelería, el turismo y la publicidad, según indica a EFE la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel).

Aunque en su caso, la actividad se ha mantenido -extremando la prevención y reduciendo el personal presencial- para que no faltaran bienes de primera necesidad como papel higiénico y sanitario, y envases y embalajes para la distribución de comida, bebida o de productos farmacéuticos.

La industria azulejera, sin embargo, ha parado toda su maquinaria productiva y ahora retoma con la vista puesta en la construcción, mientras que en la siderurgia se ha continuado trabajando, con la actividad enfocada en la exportación y en productos para los sectores esenciales (agroalimentario, sanitario químico y energético) con un ritmo de trabajo y una plantilla operativa reducida.

Acerca de ProfesionalesHoy 31651 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy