Una amplia mayoría en el Consejo del BCE apoyó las compras de deuda

Fráncfort (Alemania), 9 abr (EFE).- Una amplía mayoría en el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) apoyó las compras de deuda por valor de 750.000 millones de euros tras observar una nueva fragmentación de los mercados de deuda soberana en la zona del euro y la subida de las primas de riesgo de algunos países.

En las actas de la reunión de política monetaria del 18 de marzo, en la que el BCE aprobó estos estímulos monetarios, publicadas hoy, la entidad dice que había aprobado algunas medidas el 12 de marzo, “en condiciones en las que la escala de los desafíos no habían sido suficientemente claros”.

Por ello, el Consejo de Gobierno del BCE tuvo que volver a analizar la situación, dijo su economista jefe, Philip Lane, quien propuso comprar deuda pública y privada por valor de 750.000 millones de euros hasta finales de año tras el empeoramiento de la situación económica por la pandemia del nuevo coronavirus.

“Una amplia mayoría de miembros (del Consejo de Gobierno) apoyó la propuesta de Lane de lanzar un nuevo programa de compra de emergencia de deuda por la pandemia, con una dotación total de 750.000 millones de euros, hasta final de año”, según las actas.

También los miembros del Consejo de Gobierno aprobaron ampliamente que las compras se realicen “de una forma flexible” y en seguir comprando deuda soberana según la cuota de capital de cada país en el BCE.

“Una estrategia de compras flexible permitiría fluctuaciones en la distribución de los flujos de compra en el tiempo, en las clases de activos y entre jurisdicciones”, añade el informe en el que el BCE resume las deliberaciones de la reunión del 18 de marzo.

De este modo el BCE quiere hacer frente a la fragmentación en el mercado de deuda soberana de la zona del euro, en el que habían subido con fuerza las primas de riesgo de países como Italia, España y Grecia.

“En este contexto se vio con buenos ojos también” comprar deuda soberana de Grecia dado el impacto económico de la pandemia a todos los países y que el Gobierno griego cumplió los compromisos acordados con las instituciones de la Unión Europea (UE).

La entidad monetaria seguirá comprando deuda soberana según la clave de capital de cada país en el BCE, aunque de una forma flexible, lo que permitirá que haya fluctuaciones en la distribución de las compras a lo largo del tiempo entre las distintas clases de activos y entre países.

Hasta ahora las compras no podían superar hasta ahora un 33 % de cada emisor, un límite que se puso para no tener más de una tercera parte de la deuda de un país.

El BCE ha decidido que también va a ser flexible con este criterio de emisión, por lo que podría superar el límite que tiene para la deuda de un país.

Algunos miembros expresaron “reservas” respecto a la necesidad de lanzar un nuevo programa de compra de deuda, aunque estaban de acuerdo “en la clara necesidad de actuar”.

Mostraron su preferencia por utilizar el juego de herramientas que ya tiene el BCE, como el programa de compras de deuda que reinició en noviembre u otro programa que creó para países que no se podían refinanciar en el mercado de capital durante la crisis de endeudamiento soberano, pero que tiene estrictas condiciones y que nunca llegó a aplicar.

Acerca de ProfesionalesHoy 33806 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy