Culmina la vuelta parcial a la actividad con normalidad y con mascarillas

Madrid, 14 abr (EFE).- La reanudación parcial de la actividad laboral en todas las comunidades autónomas se ha producido “con total normalidad” y “sin incidentes destacables” este martes, cuando se ha registrado un ligero aumento del uso de transporte público y un repunte del consumo de luz.

La ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha manifestado que la vuelta a la actividad laboral parcial tras la hibernación económica, después de que en nueva comunidades fuera festivo el lunes, está siendo “ordenada y paulatina” y se “está desarrollando con total normalidad”.

Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, País Vasco, Cataluña, Navarra, Comunidad Valenciana y La Rioja recuperan parte de sus actividades no esenciales. Se trata, sobre todo de empleados de la construcción y la industria.

El Ejecutivo ha hecho una “valoración muy positiva” de la reincorporación de los trabajadores de actividades no esenciales a sus puestos -con las limitaciones vigentes hace dos semanas-, que se ha producido “sin incidentes destacables”.

Al empezar la quinta semana del estado de alarma, Montero ha solicitado que se extremen las medidas de “distancia social” y se sigan a rajatabla las prácticas de higiene.

MÁS DEMANDA DE LUZ Y USO DE TRANSPORTE PÚBLICO

La salida de todas las comunidades de la fase de hibernación se ha notado en un ligero incremento del uso de transporte público.

Los servicios de cercanías han sido utilizados a la hora punta de esta mañana en las 16 principales estaciones de Madrid por 15.022 personas, 1.700 más frente a las 13.375 de ayer.

Pese al incremento, supone tan sólo un 13 % de la utilización de estos servicios en un día normal equivalente del año anterior.

En los servicios de Rodalies de Catalunya, el nivel de la demanda se ha situado en un 9 %, algo superior a la semana pasada que estuvo en el rango del 5 %.

Y los servicios comerciales de Renfe los usaron casi 1.600 personas, un cierto incremento respecto a la semana pasada, en la que el nivel de demanda estaba en torno de las 1.100, pero, en todo caso, son cifras inferiores a la semana de 23 de marzo, con 2.325 viajeros en un día equivalente. Representan el 3 % de los 90.000 usuarios en un día normal antes del estado de alarma.

La demanda eléctrica peninsular también evidencia la vuelta a algunas actividades no esenciales: a las 10:00 horas de este martes repuntaba un 6,9 % respecto a la misma hora del martes pasado, 7 de abril.

REPARTO DE MASCARILLAS

El Ministerio de Sanidad recomendó el uso de mascarillas para aquellos trabajadores que tengan que utilizar medios de transporte público y el Gobierno prevé repartir hasta el jueves más de 10 millones de mascarillas entre las comunidades y ciudades autónomas.

El reparto comenzó el lunes, se ha estrenado este martes en las comunidades donde ayer fue festivo por la Semana Santa y culminará el miércoles en Ceuta y Melilla.

La distribución se lleva a cabo en colaboración con comunidades, ayuntamientos, Protección Civil, policías locales y policías autonómicas, y con la participación de 350.000 efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Los ciudadanos pueden recogerlas en 1.300 puntos de distribución de toda España, principalmente estaciones de transporte público.

LA REANUDACIÓN DE LA ACTIVIDAD POR COMUNIDADES

Cataluña ha recuperado este martes la actividad económica previa al 30 de marzo, aunque lo ha hecho a medio gas por la complejidad de implantar en los centros de trabajo las medidas de seguridad para evitar nuevos contagios de la COVID-19 y con muchos sectores no esenciales aún en hibernación forzosa, como el de la automoción.

Tras el fin del permiso retributivo recuperable y de la Semana Santa, cerca de un millón de personas estaban llamadas a volver este martes a sus puestos de trabajo, en la mayoría de los casos en el sector de la construcción y en parte de la industria, según los cálculos de algunos agentes sociales, colectivos que no pueden teletrabajar.

La jornada se ha iniciado sin aglomeraciones en el transporte público, con un uso de éste inferior en un 6 % al de la situación previa al 30 de marzo.

Sí ha crecido sustancialmente el tráfico viario, ya que hasta las 09.00 horas de esta mañana la circulación en los accesos a Barcelona ha repuntado un 56,2 % en las salidas y en un 51,4 % en las entradas, en relación con la misma hora del martes de la semana pasada.

En la Comunidad Valenciana, las de juguetes y plástico, así como la construcción han liderado la vuelta al trabajo con un porcentaje de entre el 50 y el 75 %, tras las agroalimentarias, químicas y fritas y esmaltes, que son las de mayor actividad -rondan el 100 %-, aunque buena parte de ellas no cesaron de forma completa.

En el sector de la construcción, la vuelta a la actividad está siendo dispersa, centrándose el grado de reinicio entre el 50 y el 75 %, si bien hay empresas que todavía no han retomado su actividad.

En el textil, la actividad se ha retomado en menos de un 50 %, y en el metal en un 52 %, mientras que prácticamente el 50 % de las empresas del calzado no han vuelto a la actividad, con un reinicio de las restantes estimado entre el 25 y el 50 %.

En el País Vasco, las empresas han vuelto a la actividad, sobre todo en la construcción, mientras que la industria ha regresado solo a una cuarta parte de su capacidad.

Los transportes ferroviarios de titularidad autonómica, como son Metro Bilbao, Euskotren, el Topo y los tranvías de Bilbao y Vitoria han acumulado en conjunto un descenso de pasajeros del 2 % hasta las 12 del mediodía en relación a los pasajeros transportados el pasado 25 de marzo, cinco días antes de que se endureciesen las restricciones de movilidad.

Por lo que respecta al uso del vehículo particular para desplazarse a sus lugares de trabajo, se ha registrado un repunte del 47,2 % en la entrada a Bilbao entre las 7 y las 11 de esta mañana en relación a las registradas el 30 de marzo.

Se han repartido 494.000 mascarillas en los principales puntos de transporte público del País Vasco, una distribución que ha atendido al número de habitantes de cada territorio y al número de viajeros previsto para hoy y mañana: en Vizcaya se han repartido 258.000, en Guipúzcoa, 162.000 y en Álava, 74.000.

En Baleares se han repartido unas 256.000 unidades en estaciones de tren y autobús y paradas de transporte público: 202.000 en Mallorca; 22.000 en Menorca; 30.000 en Ibiza y otras 2.000 en Formentera. En Cantabria se distribuirán 130.000 entre el martes y el miércoles.

La vuelta de la actividad a la construcción y la industria no agroalimentaria en Castilla-La Mancha se ha producido “con relativa normalidad”, aunque las empresas han tenido que adoptar “medidas de orden preventivo” para sus empleados, sobre todo en el acceso escalonado a los centros y la organización del trabajo, manteniendo las distancias de seguridad recomendadas.

También en La Rioja la Federación de Empresas de La Rioja ha constatado una “normalidad relativa” en el regreso a la actividad, aunque en muchas ocasiones “a medio gas”.

Acerca de ProfesionalesHoy 31549 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy