La industria del automóvil calienta motores para retomar la producción

Madrid, 15 abr (EFE).- La industria del automóvil calienta motores para volver a la producción gradualmente en España, donde las diecisiete plantas que suman los fabricantes implantados en el país pararon máquinas a mediados de marzo por el coronavirus.

Aunque sólo Renault e Iveco han puesto fecha a la reapertura de algunas plantas, el resto de grupos -Volkswagen (Seat), PSA, Nissan, Ford y Mercedes-Benz- se prepara ante la posibilidad de volver al tajo a partir del 27 de abril, cuando podría finalizar el estado de alarma, según las fuentes consultadas por Efe.

La vuelta a la actividad supondrá también que los trabajadores vayan saliendo paulatinamente de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en las plantas, que emplean a unas 66.000 personas en producción y a más de 27.000 en departamentos como los de administración.

La primera en volver al trabajo será Renault, que tras formar hoy a los trabajadores y preparar las máquinas, reanudará la producción mañana jueves en fábricas de motores de Valladolid y la de cajas de cambios, en Sevilla, básicamente para atender pedidos del exterior.

Por contra, el fabricante francés mantendrá paradas, por el momento y sin fecha prevista de reapertura, las factorías de montaje de vehículos de Valladolid y Palencia.

Iveco retomará la actividad de sus dos plantas en España, ubicadas en Madrid y Valladolid, el 4 de mayo, con todas las medidas de seguridad que van desde cambio de métodos de trabajo para respetar la distancia, a cámaras térmicas de lectura de temperatura o desinfección de herramientas y vestuarios.

Por su parte, Volkswagen ha anunciado la previsible recuperación de la actividad en su planta en Navarra a partir del próximo 27 de abril, aunque, según señala la compañía, la fecha definitiva se cerrará en función de la reactivación del mercado.

Fuentes de Seat (del grupo Volkswagen) han explicado que podrían retomar la actividad a finales de abril, aunque, por el momento, “la fecha no está cerrada”.

No obstante, Seat ha acordado este miércoles con los sindicatos la forma en que retomará su actividad y lo hará en tres fases, que arrancarán con una producción del 33 % y sólo una parte de la plantilla en fábrica, así como con medidas de protección como mascarillas diarias para todo el personal y la obligación de pasar un autotest antes de entrar, según han informado los sindicatos UGT y CCOO.

En la primera fase, sólo trabajará un turno por cada línea (son tres), el de mañana, y alcanzará una producción del 33 %, lo que supondrá 271 coches al día; mientras que en una segunda fase se llegará al 66 % con dos turnos y 640 coches al día; y en la tercera estarán en activo ya los tres turnos.

En la primera fase, el personal considerado especialmente sensible (trabajadores de más de 60 años, embarazadas, personas con patologías crónicas de corazón y pulmón, enfermos de cáncer activo, diabéticos o que estén tomando tratamiento inmunosupresor) no irán a trabajar.

La compañía automovilística estudiará realizar tests diagnósticos a los trabajadores, pero esta medida dependerá de la autorización administrativa y del ‘stock’ de estas pruebas.

Seat cuenta en Martorell (Barcelona) con la planta más grande de España, en la que trabajan unas 15.000 personas.

“Estaremos parados hasta, al menos, 27 de abril. Dada la volatilidad de la situación del Covid-19, estamos monitorizando el entorno diariamente y preparándonos para poder ser ágiles y volver cuando veamos que es un buen momento. Confirmaremos la fecha definitiva cuando se tome una decisión y las partes involucradas sean informadas”, según fuentes de Ford, cuya planta en Almussafes (Valencia) emplea a unas 7.000 personas.

Desde el grupo francés PSA (que reúne marcas como Citroën, Peugeot y Opel) han asegurado que aún no se ha decidido cuando reabrirán sus fábricas en España, ubicadas en Madrid, Zaragoza y Vigo.

Tampoco cuentan con calendarios cerrados para la vuelta a la actividad Nissan, que tiene centros de producción en Barcelona y Ávila, ni Mercedes-Benz, cuya fábrica de Vitoria, la más grande del País Vasco, con unos 5.000 trabajadores, “antes del 27 no reanudaría su producción”.

En función de cómo vayan reabriendo sus puertas las fábricas de automóviles, también lo irán haciendo las de componentes, entre las que se encuentra empresas como Gestamp, Antolín o Cie Automotive

“Por los datos que manejamos, todos los productores empezarán con un turno, para pasar lo antes posible a dos. Recuperar el tercer turno llevará más tiempo. Todo dependerá de cuándo se levanten las restricciones y de cómo evolucione la demanda dentro y fuera de España”, dijo a Efe el director general de Anfac, José López Tafall.

Según sus estimaciones, si la duración del estado de alarma se limita finalmente a mes y medio, la venta de vehículos cerrará el año con una caída del 35 %, con un “segundo trimestre horrible” y la recuperación de un ritmo de mercado “más normal” a partir de octubre.

“En caso de que el estado de alarma se prolongue más allá de mes y medio, la caída será mayor”, ha apuntado López Taffal, quien ha advertido de que la única manera de evitar el desplome es articular un plan de ayudas a la compra directa de vehículos.

La industria de la automoción europea, que emplea de forma directa o indirecta a unos 13,8 millones de europeos, de los que más de 1,1 millones están en situación de regulación temporal de empleo por el coronavirus, ha adoptado este miércoles un “Código de conducta empresarial frente al COVID19” para promover que la actividad del sector se reanude “rápidamente y sin problemas” y minimizar los riesgos para sus empleados.

Acerca de ProfesionalesHoy 34406 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy