La riqueza financiera de los hogares sube un 10 % en 2019 hasta 132 % del PIB

Madrid, 15 abr (EFE).- La riqueza financiera neta de las familias españolas, la diferencia entre sus ahorros y sus deudas, alcanzó 1,643 billones de euros al cierre de 2019, un 9,9 % más que un año antes y un 132 % del PIB, según los datos publicados este miércoles por el Banco de España.

Las cuentas financieras de la economía española revelan además que la deuda consolidada de las empresas y los hogares españoles se elevó a 1,615 billones en el cuarto trimestre de 2019, lo que representa un 129,7 % del PIB y 4,5 puntos porcentuales por debajo de la ratio registrada un año antes.

Los datos publicados hoy por el Banco de España no implican que los españoles sean ahora más ricos que hace un año, sino que la caída del crédito y el desapalancamiento, es decir, la reducción del endeudamiento de las familias, hacen que la diferencia entre ahorros y préstamos se haya incrementado en los últimos doce meses, en línea con la tendencia de los últimos años.

Por un lado, las familias se han visto apoyadas por los bajos tipos de interés -negativos- que mantiene el Banco Central Europeo (BCE) para reducir el valor de su deuda y de las cuotas de las hipotecas, lo que ha tenido su reflejo en un mayor ahorro de los españoles ante el crecimiento de su renta.

Los activos financieros de los hogares españoles -dinero en efectivo, acciones, depósitos y valores en renta- se elevaron al concluir el ejercicio hasta 2,410 billones de euros, en tanto que sus pasivos o deudas acumulados al cierre de 2019 sumaban 767.267 millones, apenas un 0,3 % más que un año antes.

En efectivo y depósitos las familias españolas guardaban 918.624 millones de euros, un 4,31 % más que al cierre de 2018, y en valores representativos de deuda, 22.681 millones, frente a los 15.671 de un año antes, un 44,7 % más.

Seguros y fondos de pensiones custodiaban 388.149 millones de euros de familias españolas, un 8,7 % más que en diciembre de 2018, y en otros activos financieros, como derivados, 60.733 millones, frente a 59.033 del cierre de 2018.

Desde septiembre del pasado año, la riqueza financiera de las familias se ha incrementado un 2,11 %.

Por lo que respecta a los pasivos o deudas, 767.267 millones, 708.605 millones correspondían a préstamos -de los cuales 676.364 millones eran a largo plazo-, y 58.662 a otros.

Aunque tanto los préstamos a largo plazo, fundamentalmente para compra de vivienda, como los créditos de otro tipo, como créditos al consumo, han subido ligeramente desde 2018, lo cierto es aún se sitúan por debajo de los niveles de 2017 y años anteriores.

Al cierre de 2019 las previsiones económicas eran inciertas, con las tensiones entre China y Estados Unidos de fondo y la perspectiva de una ralentización de la economía, lo que ha revivido en las familias la prudencia adquirida desde la crisis y su tendencia a disponer de un colchón para imprevistos.

En cuanto a la ratio de deuda de las empresas, fue del 72,8 % del PIB, en tanto que la de las familias alcanzó el 56,9 %.

El saldo de activos financieros de los hogares e ISFLSH (instituciones sin fines de lucro) se situó al cierre del ejercicio en 2,410 billones de euros, un 6,7 % más que un año antes.

En relación con el PIB, los activos financieros totales de los hogares e ISFLSH representaron un 193,6 % a finales de 2019, señala el Banco de España en una nota.

Acerca de ProfesionalesHoy 31628 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy