Italia necesita disparar su déficit ante crisis del COVID, según economista

Roma, 17 abr (EFE).- Italia necesitará disparar su déficit público en 2020, previsto el pasado septiembre en el 2,2 % del producto interior bruto (PIB) pero que podría llegar hasta el 7-8 % según varios medios italianos, si quiere hacer frente a los efectos negativos de la crisis del coronavirus.

Así lo afirmó este viernes en una rueda de prensa telemática con medios internacionales en Italia el reputado economista Carlo Cottarelli, propuesto en mayo de 2018 por el presidente de la República italiana para formar Gobierno, cuando los partidos no se ponían de acuerdo tras las elecciones generales de marzo de ese año.

“Espero que el aumento del déficit sea acogido bien por el mercado porque entienda que será una cosa puntual”, ligada a la crisis del coronavirus, dijo Cottarelli, quien no dio estimaciones sobre hasta cuándo podría subir.

El pasado marzo, el Ejecutivo italiano aprobó un paquete de ayudas de hasta 25.000 millones de euros que exigirán dilatar el déficit para 2020 hasta el 3,3 %, pero prepara un nuevo decreto con estímulos que según los medios económicos podría llegar a ser de 60.000 millones de euros, lo que dispararía el déficit hasta el 7-8 %.

“No creo que este sea el momento de la austeridad”, insistió el economista, aunque matizó que “todas las medidas de ayuda que afecten ahora en el déficit deben ser temporales y limitadas a la emergencia”.

Opinó que, según las estimaciones de organismos como el Fondo Monetario Internacional, “el 2021 debería ser un año de impulso”, pero admitió que “este es un virus desconocido” y nadie sabe si habrá un segundo brote el próximo invierno.

Consideró que tras la emergencia, el Estado tendrá que realizar inversiones públicas para impulsar una economía que quedará severamente tocada y en un clima de gran incertidumbre, en el que la gente preferirá ahorrar por miedo a una recesión profunda y los empresarios no invertirán.

En clave europea, destacó la importancia de que los Veintisiete impulsen una línea de crédito del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate de la eurozona, sin condiciones y que no comporte austeridad sino solidaridad; aunque defendió también la emisión de deuda conjunta, solo ligada a la gestión de la pandemia.

“No se trata de mutualizar una deuda pasada, que es responsabilidad de cada país. No sería justo pedir a Alemania y Holanda que se hicieran cargo” de decisiones tomadas por Italia en el pasado, sostuvo.

“Cojamos préstamos de forma conjunta y usémoslos unidos para superar esta emergencia”, añadió.

Acerca de ProfesionalesHoy 34458 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy