Los activos refugio siguen al alza aunque les queda poco recorrido

Madrid, 18 abr (EFE).- Los activos refugio, como el oro, la deuda soberana de algunos países o el dólar estadounidense, han sido tradicionalmente la apuesta de los inversores en tiempos de incertidumbre económica como los actuales, pero algunos ya no tienen mucho recorrido al alza, según los expertos consultados por Efe.

Aunque no todos los activos refugio se han visto afectados de igual manera por la crisis derivada de la pandemia, algunos de ellos han registrado pérdidas sensibles en marzo, durante una “primera fase de pánico” en la que los inversores buscaban liquidez, según ha explicado el consejero de Anattea Luis Benguerel.

Por ejemplo, el oro bajó en marzo hasta los 1.460 dólares desde los 1.600 a los que cotizaba.

Los valores refugio mantienen una tendencia alcista aunque, al encontrarse en niveles bastante altos, están cerca de alcanzar su resistencia, como es el caso del oro o el dólar.

El oro, valor refugio por excelencia, está acercándose a la resistencia de los 1.800 dólares, precio que alcanzó en 2011, en plena crisis financiera.

Esta semana el metal precioso ha cotizado entre los 1.705 y los 1.780 dólares, por lo que llegó a situarse en niveles de agosto de 2011 aunque se ha ido desinflando.

“El oro lo tiene prácticamente todo a su favor en un entorno de tipos cercanos a cero o negativos, políticas fiscales que ponen en riesgo otros activos, una política monetaria ultraexpansiva y un dólar fuerte”, ha señalado el director general de inversiones de A&G Banca Privada, Diego Fernández Elices.

No obstante, el cofundador de Flossbach von Storch Bert Flossbach ha incidido en que el precio del metal precioso es muy difícil de prever, ya que está influido por muchos factores, aunque sí ha admitido que la inversión en oro es como un “seguro” ante los riesgos desconocidos del sistema financiero vigente.

La plata y el paladio son otros metales que podrían considerarse activos refugio, aunque el economista jefe de Allianz Global Investors, Stefan Hofrichter, los distingue del oro, ya que estos sí que son utilizados en la industria, mientras que el primero actúa solo como “depósito” de valor.

“Cuantos menos metales preciosos se usen como depósito de valor, menos se los considerará activos refugio. En resumen, el único valor refugio real es el oro, sobre todo porque lleva siendo así miles de años”, ha indicado Hofrichter.

El analista de IG Market Aitor Méndez apunta que el comportamiento del paladio visto en el gráfico es similar al del oro, a pesar de que las perspectivas de demanda del sector de la automoción se han visto severamente dañadas.

El paladio se usa principalmente en los catalizadores de los coches de gasolina y diésel para convertir los gases nocivos del escape en otros menos perjudiciales.

En el mercado de divisas, el dólar sigue fuerte aunque el analista de XTB Joaquín Robles ha insistido en que, aunque aún puede recortar más su distancia contra el euro hasta 1,06 dólares, la moneda tiene poco recorrido, ya que se sitúa en el entorno de 1,08.

La deuda soberana de algunos países es otra de las inversiones más frecuentes en tiempos de incertidumbre económica, aunque el director general de inversiones de A&G ha explicado que en Europa los bonos no han servido de refugio en la segunda parte de esta crisis porque, dada la valoración actual, no cuentan con recorrido al alza y, por tanto, no tienen valor como refugio frente a la liquidez.

En cuanto a las criptomonedas, el economista jefe de Allianz Global Investors defiende que, si bien sus precursores las consideran como refugio, no son activos “seguros” por su dependencia de un algoritmo, a lo que se suma su volatilidad.

El bitcoin, la criptomoneda más conocida, ha cotizado esta semana entre los 6.890 y los 7.150 dólares, después de que en marzo el active sufriese una caída hasta los 4.600 dólares de la que después se ha recuperado.

Acerca de ProfesionalesHoy 34439 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy