Los contratos firmados en marzo caen por el COVID-19 y marcan mínimo desde 2014

Madrid, 20 abr (EFE).- El pasado marzo se firmaron 1,256 millones de contratos en el mercado laboral español, lo que supone un descenso del 26,5 % frente al mismo mes del año pasado o casi 500.000 acuerdos laborales menos, lastrados por el impacto del COVID-19, que ha dejado la menor cifra de contratación para este mes desde 2014.

El mercado español se caracteriza por una considerable cifra de contratos sellados cada mes, la mayoría de ellos temporales, que ha ido aumentando en los años de la recuperación reflejo de la mayor actividad económica pero, también, de la elevada rotación y precariedad del mercado.

Tras años de incrementos, la cifra de marzo de este año supone la menor para este mes desde 2014, cuando se firmaron 1,217 millones de contratos, con esa caída del 26,5 % frente al año pasado, mientras que el descenso frente a marzo de 2018 fue del 23 % y del 16 % ante ese mes de 2017.

También son caídas considerables frente a enero y febrero de este año, que suelen ser peores meses para el empleo. Frente a febrero el descenso fue del 21 % -ese mes se firmaron 1,59 millones de contratos- y del 28 % con respecto a enero, cuando se sellaron 1,76 acuerdos laborales.

Las cifras reflejan el impacto del COVID-19 en el mercado laboral: normalidad en la primera mitad de un mes que suele ser bueno para el empleo, y parón en la segunda por la pandemia del coronavirus.

La estadística de contratos del SEPE no detalla la firma por días, pero desde el Gobierno ya anticiparon que la cifra del mes rompía la tendencia con la que se había iniciado marzo, ya que solo entre el 1 y el 9 de marzo se habían registrado 531.478 contratos, 3.848 más que los de los primeros nueve días de marzo del año anterior.

También se aprecia un mayor descenso en los contratos temporales frente a otros meses ya que este tipo de empleo, como suele ser habitual, sufre de forma más acusada las crisis.

De hecho, en los datos de marzo de Seguridad Social se reflejaba la mayor destrucción de empleo temporal, con dos de cada tres empleos destruidos en marzo por la pandemia del COVID-19 eran de este tipo: de los cerca de 900.000 afiliados menos de cierre de ese mes, el 70 % eran temporales (613.250) frente a los 223.353 indefinidos.

El descenso de la ocupación en contratos temporales caía así un 14,47 % frente al 1,74 % de la indefinida.

De vuelta a los contratos, el pasado marzo se firmaron 1,1 millones de contratos temporales, un 27,4 % menos que en el mismo mes del año pasado, y 145.393 indefinidos, lo que supone un descenso también considerable pero inferior, del 19,5 %.

También se nota en el peso que tienen los indefinidos este marzo, ya que supone el 11,57 % del total frente al 10 % de hace un año.

De todos los temporales, también como suele ser habitual, 455.002, el 40 % de todos los sellados en marzo no llegaba al mes de duración.

Dentro de los indefinidos, también fue mayor el descenso en los de tiempo parcial, un 21 %, que en los de completo, del 17,8 %.

Los datos de marzo también lastran la evolución de todo el primer trimestre del año, que termina así con un descenso del 10 %, hasta los 4,6 millones de contratos firmados.

Acerca de ProfesionalesHoy 31628 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy