Grifols gana 186 millones hasta marzo, un 63 % más, pese a crisis sanitaria

Barcelona, 21 abr (EFE).- La empresa de hemoderivados Grifols ganó 186,4 millones de euros en el primer trimestre del año, un 63 % más que en el mismo período de 2019, debido principalmente al impacto positivo de la operación con Shanghai Raas, y pese a la crisis provocada por la epidemia de COVID-19.

Grifols ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV,) de que sin tener en cuenta los efectos extraordinarios en su cuenta de resultados el incremento de su beneficio habría sido del 8 % y haría alcanzado los 153,1 millones.

La multinacional subraya que, pese a la pandemia, mantiene operativos sus centros de plasma, sus complejos industriales y su red industrial para seguir haciendo posible la producción y el suministro de medicamentos plasmáticos, soluciones diagnósticas y hospitalarias con las mínimas demoras posibles.

La compañía ha disparado este trimestre sus ganancias al registrar un impacto positivo de 56,5 millones de euros por la revalorización contable del cierre de su operación con Shanghai Raas, y se ha beneficiado también de una reducción de sus gastos financieros de 21 millones por la refinanciación de la deuda que pactó en noviembre de 2019.

El acuerdo con Shanghai Raas, que se cerró a finales de marzo, implica que Grifols controla el 26,20 % de Shanghai Raas a cambio de una participación no mayoritaria (45 % de derechos económicos y 40 % de voto) por parte de esta compañía china en su filial Grifols Diagnostic Solutions,

Los ingresos de Grifols, que es el tercer productor mundial de medicamentos plasmáticos, crecieron un 11,8 %, hasta los 1.293 millones de euros, en los tres primeros meses de este año.

Por divisiones de negocio, la denominada Bioscience, la que aglutina su negocio principal, el de las proteínas plasmáticas, sigue siendo el principal motor de crecimiento de Grifols, y aportó 1.040 millones, un 13,6 % más.

Aunque las ventas de albúmina se vieron afectadas por las exportaciones a China durante los dos primeros meses del año, como consecuencia de la crisis sanitaria la demanda de inmunoglobulina en EEUU, Canadá y en la UE experimentó crecimientos a doble dígito.

En cuanto a la división Diagnostic, la dedicada a la fabricación y desarrollo de aparatos, instrumentación y reactivos para la medicina transfusional, como son los test de tipaje sanguíneo o los de compatibilidad entre donante y paciente previos a una transfusión, generó 168 millones, un 1,4 % más.

La tercera división en volumen de negocio, la hospitalaria, aportó 31 millones, un 0,6 % más, y la llamada Bio Supplies, que integra principalmente las ventas de productos biológicos para uso no terapéutico, generó 64 millones, un 24,5 % más.

Grifols trabaja con las autoridades sanitarias de EEUU, España y Alemania para utilizar transfusiones directas de plasma de pacientes recuperados de la COVID-19 como tratamiento para reducir los efectos de esa enfermedad en otros afectados.

Asimismo, lidera un estudio clínico de eficacia para desarrollar una inmunoglobulina hiperinmune anti-SARS-CoV-2 en colaboración con la autoridad sanitaria estadounidense, la FDA.

En esta línea, Grifols, que en este trimestre ha invertido 60,2 millones en sus instalaciones productivas, ha anunciado que ampliará las instalaciones para la inactivación de plasma (con la técnica del azul de metileno) que tiene en su complejo industrial de Clayton (Carolina del Norte, EEUU).

Allí cuenta también con una planta aislada que usará para producir las inmunoglobulinas anti-COVID-19.

En esta línea, el presidente del área industrial de la división Bioscience de Grifols, Eduardo Herrero, aseguró a Efe a finales de marzo que esperaba empezar a producir esa inmunoglobulina a partir de julio en Estados Unidos con el fin de ayudar a frenar la evolución del coronavirus.

En paralelo, Grifols continúa ultimando el desarrollo de una prueba diagnóstica específica de alta sensibilidad para detectar el virus SARS-CoV-2 basada en la tecnología de Amplificación Mediada por Transcripción (TMA).

Por otra parte, Grifols aclara que se ha anticipado a esta crisis y está tomando las medidas necesarias para fortalecer su posición de liquidez, que ahora es de unos 1.200 millones de euros.

Acerca de ProfesionalesHoy 34404 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy