El petróleo se recupera cuando Trump amenaza a Irán en el Golfo Pérsico

Nueva York, 22 abr (EFE).- El precio del petróleo rebotó al alza este miércoles, sobre todo el crudo de Texas, justo cuando el presidente de EE.UU., Donald Trump, ordenó a su Armada la destrucción de naves iraníes si se sentía amenazada en el Golfo Pérsico, lo que los analistas han interpretado como una jugada geopolítica en una zona clave para el abastecimiento de crudo.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) se recuperó un 19,1 % tras el desplome de las jornadas anteriores y cerró en 13,78 dólares el barril, mientras que el Brent para entrega en junio ascendió hasta los 20,39 dólares, un 6,92 % más.

Los precios del oro negro en Estados Unidos llegaron a dispararse durante la jornada en hasta un 40 % y si bien después se moderó, pudo recuperar una parte de las pérdidas que venía acumulando.

En lo que va de año, los precios del WTI se han desplomado cerca de un 70 % y se sitúan muy lejos de los 60 dólares el barril de enero.

Las últimas sesiones han sido especialmente volátiles y han dado pie a situaciones sin precedentes, como la cotización en negativo de los últimos barriles del contrato de mayo, lo que obligaba a los productores a pagar a los compradores por llevarse el crudo de sus instalaciones.

Según los analistas, el mercado se enfrenta a un grave problema de saturación, con la capacidad de almacenamiento escaseando ante el desplome de la demanda motivado por el parón económico en buena parte del mundo para combatir el coronavirus.

En Estados Unidos, la situación del almacenamiento es especialmente grave y se espera que las instalaciones en el principal punto de entrega del país, en Cushing (Oklahoma), se llenen en cuestión de semanas.

Según los últimos datos gubernamentales, las reservas de petróleo estadounidenses aumentaron en 15 millones de barriles durante la semana que terminó el 17 de abril.

Así, los analistas comienzan a hablar de un mercado de “continuo contango” para referirse a una situación que se da cuando los productores retienen petróleo con la perspectiva de venderlo a un precio más caro en el futuro, cuando los precios mejoren, pero que en este contexto lo hace mucho más complejo porque el espacio para almacenar el oro negro está cercano a terminarse tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo.

“El continuo contango de los futuros de WTI es el grito de advertencia más fuerte de que el mercado petrolero está roto. Los centros de almacenamiento en todo el mundo no pueden manejar el exceso de oferta, ni en mayo, ni en junio. El próximo mes los operadores estarán exactamente en la misma situación, si no peor, a medida que la situación de almacenamiento se vuelva más grave”, señaló la consultora Rystad Energy en una nota a sus clientes.

LA ARMADA, CON LICENCIA PARA DISPARAR A LOS IRANÍES

No obstante, hay analistas que achacan el rebote de hoy sobre todo a la presión de Trump en una zona sensible para el suministro mundial de petróleo, el Golfo Pérsico.

El presidente de Estados Unidos anunció este miércoles que ha ordenado a la Armada de su país “derribar y destruir” buques iraníes si llegan a hostigar embarcaciones estadounidenses en el Golfo Pérsico.

“He ordenado a la Armada de EE.UU. que derribe y destruya todos y cada uno de los cañoneros iraníes si llegan a hostigar nuestros barcos en el mar”, tuiteó el mandatario.

Las declaraciones de Trump se producen después de que hace una semana el Pentágono denunciara que once embarcaciones de la Guardia Revolucionaria iraní -designado como grupo terrorista por Washington- se aproximaron a buques de guerra estadounidenses en el Golfo Pérsico y calificó los movimientos de “peligrosos”.

Además, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, criticó este miércoles al lanzamiento con éxito del primer satélite militar de la República Islámica.

“Creo que Irán debe rendir cuentas por lo que ha hecho”, dijo el titular de Exteriores, que consideró que Teherán ha violado una resolución de Naciones Unidas que prohíbe el lanzamiento de misiles militares.

En este contexto, el jefe de estrategia de materias primas de Saxo Bank, Ole Hansen, dijo en una nota: “Es una noticia geopolítica que ha elevado el precio en un momento en el que el mercado ha sido muy golpeado”.

EL CASO DE VENEZUELA, OTRO PRODUCTOR AMENAZADO

En paralelo, Estados Unidos ordenó a Chevron “cesar gradualmente” sus actividades petroleras en Venezuela, le ha prohibido perforar, transportar o negociar con crudo y le ha exigido que reduzca sus operaciones en el país a un simple “mantenimiento” de sus activos, afirmó este miércoles un alto cargo estadounidense.

“Hemos emitido una nueva licencia que prohíbe que los productos petroleros de Chevron o de cualquier otra compañía estadounidense puedan llegar al régimen de (el presidente venezolano, Nicolás) Maduro, vía Pdvsa o no”, dijo el funcionario en una rueda de prensa telefónica con un pequeño grupo de medios, entre ellos Efe.

Chevron, la segunda petrolera de EE.UU. y la séptima del mundo, era la última gran compañía estadounidense que aún operaba en el sector del crudo en Venezuela, donde está activa desde hace décadas y cuenta con unos 8.000 empleados.

La nueva licencia, emitida este martes por el Departamento del Tesoro, permite técnicamente que cinco petroleras estadounidenses, entre ellas Chevron, puedan seguir operando en Venezuela hasta el próximo 1 de diciembre, a pesar de las sanciones de la potencia norteamericana a la compañía estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Sin embargo, el permiso reduce al mínimo el tipo de actividades que tienen permitidas esas compañías, que además de Chevron son Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International, confirmó este miércoles el citado funcionario, que pidió el anonimato.

Acerca de ProfesionalesHoy 31668 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy