La gasolina y el gasóleo vuelven a bajar y encadenan siete descensos

Madrid, 23 abr (EFE).- Los precios de los carburantes han vuelto a caer y encadenan ya siete descensos consecutivos, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE) dados a conocer este jueves, con lo que se sitúan a niveles de 2016, cuando el exceso de oferta y una demanda débil situó al petróleo entonces en los peores registros desde 2004.

El precio promedio de la gasolina se ha situado en la última semana en 1,108 euros el litro y el del gasóleo de automoción en 1,022 euros, lo que supone un descenso del 1,25 % y del 1,45 %, respectivamente respecto a la última semana en la que se difundieron datos, la del 6 abril, ya que en la posterior no hubo, como es habitual tras la Semana Santa.

Estos descensos se producen en un entorno de precios bajos del petróleo en los mercados, por la caída de la demanda derivada de las medidas impuestas para frenar la expansión de la pandemia del COVID-19.

Para ver unos precios de la gasolina similares, hay que remontarse a marzo de 2016 y, en el caso del gasóleo, a agosto de ese año.

A los nuevos precios, llenar un depósito medio de gasolina cuesta 60,94 euros, si se hace con gasolina, y 56,21 euros, si lo que se reposta es gasóleo.

Desde que comenzó 2020, la gasolina se ha abaratado un 16,06 % y el gasóleo un 18,04 %

Respecto a hace un año, la gasolina de 95 octanos está ahora un 16,69 % más barata y el gasóleo un 17,71 %.

La gasolina cuesta ahora un 5,78 % menos que hace un mes y el gasóleo, un 5,72 %.

La brecha con los precios máximos que estos carburantes alcanzaron hace siete años se sigue ampliando, y el de la gasolina es un 27,20 % más bajo y el del gasóleo, un 29,27 %.

La gasolina y el gasóleo de automoción marcaron su precio récord la semana del 3 de septiembre de 2012, cuando se situaron en 1,522 y 1,445 euros, respectivamente.

El precio del barril de petróleo Brent para entrega en junio subía este jueves por la mañana el 12,08 % en el mercado de futuros de Londres, hasta los 22,83 dólares, manteniendo el rebote que inició en la víspera tras las intensas caídas previas.

Según los expertos, el alza del precio del crudo, que en las últimas sesiones llegó a perder más del 30 % de su valor, hasta llegar a mínimos de 1999, se produce después de que se haya incrementado la tensión en Oriente Medio, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya ordenado a la Armada de su país “derribar y destruir” buques iraníes si llegan a “hostigar” embarcaciones estadounidenses en el golfo Pérsico.

Este hecho propicia que el petróleo intermedio de Texas (WTI), que también durante las últimas sesiones se ha desplomado con fuerza, suba hoy el 14,44 %, hasta los 15,77 dólares, después de que los contratos para entrega en mayo del crudo de referencia estadounidense cerraran en negativo el lunes por primera vez en su historia, por el desplome de la demanda y la falta de recurso para almacenar los excedentes de producción.

No obstante, los precios de los carburantes no tienen una relación directa con la cotización del barril de petróleo, sino que dependen de los de la gasolina y el gasóleo en los mercados al por mayor, todos ellos en dólares, según la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP).

En el caso de España, los mercados de referencia son el del Mediterráneo y el del Norte de Europa, unos mercados que, aparte de la cotización del crudo, están influidos por la oferta y demanda de estos productos y el tipo de cambio euro/dólar.

Acerca de ProfesionalesHoy 34404 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy